España y Canadá definen la Copa Davis

MADRID, 23 NOV
Impulsada por el inagotable Rafael Nadal, España sacó pasaje a la final de la Copa Davis que alberga con nuevo formato y chocará por la corona con Canadá, que logró un inédito pasaje a la definición más temprano.
Nadal, que cerrará el año en la cima del ranking, fue el gran artífice de la clasificación de la «Armada ibérica», pues revirtió la serie frente a Gran Bretaña y luego se sumó al doble que le dio el triunfo y el boleto a los de Sergi Brugera.
Kyle Edmund había puesto en ventaja al equipo británico en primer turno al superar a Feliciano López por 6-3 y 7-6 (7/3) tras una hora y 23 minutos de juego en la Caja Mágica, pero apareció Nadal para salvar a España una vez más.
Como el viernes frente a Argentina, el anfitrión arrancó en desventaja, pero teniendo el as de espadas en el equipo lo aprovechó y revirtió la serie, primero con la victoria de Nadal sobre Daniel Evans por 6-4 y 6-0 y luego en el dobles.
Ayer fue con Marcel Granollers y hoy con López como pareja para doblegar a Jamie Murray, hermano de Andy, y a Neal Skupski por 7-6 (7/3) y 7-6 (10/8) y garantizar la presencia de España en la definición del torneo con nuevo formato.
Ahora irá por Canadá, que se clasificó para jugar su primera final de Copa Davis tras superar a primera hora también por 2-1 a Rusia, que venía de eliminar en cuartos a la Serbia de Novak Djokovic.
Rusia también arrancó en ventaja la serie con el triunfo de Andrey Rublev sobre Vasek Pospisil por 6-4 y 6-4, pero Canadá emparejó con Denis Shapovalov, que derrotó por 6-4, 4-6 y 6-4 y 6-4 a Karen Khachanov.
Los mismos cuatro protagonistas animaron el dobles, donde Pospisil y Shapovalov terminaron inclinando la balanza en favor del equipo capitaneado por Frank Dancevic al superar a la dupla integrada por Khachanov y Rublev por 6-3, 3-6 y 7-6 (7/5).
Canadá buscará su primera consagración en el torneo ante una España que irá por su sexta corona, la primera de ellas en 2000 sin Nadal, que tampoco estuvo presente en la consagración frente a Argentina en 2008.
Sí dijo presente en las tres restantes y ahora, confirmándose como la gran carta de triunfo que todos quisieran tener en su equipo.