EN INDEPENDIENTE DEL VALLE

Miguel Ángel Ramírez, un entrenador que no espera a nadie

84

BOGOTÁ, 9 NOV

Todo pasa tan rápido en la vida de Miguel Ángel Ramírez, este entrenador nacido hace 35 años en Las Palmas que quizá por ello en el libro de estilo que inculca a sus jugadores aparece subrayada la consigna: «nosotros no esperaos a nadie».

El exentrenador de Las Palmas, el Deportivo Alavés y la Academia catarí Aspire sentó las bases del flamante campeón de la Copa Sudamericana con sonoras victorias fuera de casa.

«Hemos demostrado que no jugamos mal afuera», dijo a horas de derrotar en la final jugada en Asunción por 3-1 al Colón argentino.

«Nosotros no esperamos a nadie. No somos de eso. Somos de ir a buscar y tener la iniciativa, tanto en el ataque como en defensa. Eso no quiere decir que no haya fases del juego que no tengamos la posesión. También defensivamente podemos ser protagonistas», expresó el grancanario.

Seis meses y dos días después o, mejor, 186 días, necesitó Ramírez para dar un golpe de timón y encaminar a su primer título internacional al equipo de Sangolquí, fundado hace 61 años.

Había llegado a Ecuador procedente de Catar invitado por su compatriota Isamel Rescalvo con la misión de dirigir la cantera, que los directivos se han propuesto manejar al estilo de la masía del Barcelona.

Dirigir la formación de jóvenes es el trabajo que prefiere Ramírez y por ello ha dicho que no esperaba el cargo de entrenador principal, que debió asumir luego de que Rescalvo aceptara a finales de abril una oferta del Emelec.

El nombramiento de Miguel Ángel Ramírez se hizo oficial el 7 de mayo del 2019.

«El fútbol es la mejor excusa para estar unidos», ha dicho el primer entrenador europeo que conquista la Sudamericana.

Desde que asumió también inculcó a sus pupilos que en el fútbol «el que conquista más espacios va a llegar más».

Él no tenía un juego de cartas marcadas. Sus jugadores llegaron más y por eso castigaron con suficiencia a sus rivales este sábado en el estadio La Nueva Olla, de Asunción.

Si bien admitió que en su equipo los estandartes son el centrocampista Efrén ‘el Cachorro’ Mera y el argentino nacionalizado mexicano Cristian Pellerano, advirtió que ahí no terminan las opciones.

«Independiente es mucho más que Mera y Pellerano», advirtió.

«Que me marquen a ‘el Cachorro’ y Pellerano, pero tengo otros nueve», manifestó en la antesala de la decisión de la decimoctava edición.

No mintió. Los goles los marcaron el central Luis León, el centrocampista Jhon Sánchez y el ariete colombiano Christian Dájome.

«No hay ningún equipo que tenga todo el tiempo la pelota. Nosotros hicimos mucho daño también cuando no tuvimos la pelota en el camino a la final.

Nos dejaron espacios donde nos gusta también atacar», manifestó el técnico español que hace historia en el fútbol sudamericano.