Los enfrentamientos se produjeron en calles aledañas a la plaza Murillo (Foto: AFP)

Fue la cuarta noche consecutiva de enfrentamientos que se registran en la sede de Gobierno, entre afines al Gobierno y los grupos que reclaman el respeto a su voto y de la «democracia»

El Deber

(Noviembre 08/2019) Tras un cabildo realizado en la ciudad de El Alto, una marcha de sectores afines al Movimiento al Socialismo (MAS), llegó al centro paceño, mismos que recorrieron la avenida Armentia.

Atravesaron las calles del centro a buen paso y con cánticos en favor del presidente Evo Morales y en contra de Carlos Mesa, especialmente.

Poco después de las 21:00, otros grupos de jóvenes, que generaron alta tensión en el centro paceño cuando se retiraban del cabildo opositor que se realizó en la zona norte de la ciudad, en el que participó el líder cívico cruceño, Luis Fernando Camacho, decidieron replegarse, para evitar confrontar con los oficialistas.

A las 22.00 ha cesado los petardos y el estruendo de cachorros de dinamita. La tensión de sectores opositores fue intensa entre las 19.00 y las 21.00, coincidentemente, el tiempo en el que los noticieros de televisión están al aire.

Señalar que luego del cabildo que realizaron los cocaleros de Los Yungas, una marcha numerosa bajó hacia el centro de la ciudad; mientras otra marcha del Conade se concentró en el atrio de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA). Ambas, provocaron la peor noche de enfrentamientos entre cívicos y policías que provocaron heridas en cinco personas que fueron evacuadas en ambulancias.

Por tercer día consecutivo, la noche fue el tiempo escogido por los manifestantes que hostigaron plaza Murillo en ocho esquinas diferentes, hasta donde llegaron funcionarios públicos y mineros afines al gobierno que lanzaron cachorros de dinamitas contra los manifestantes.

Enfrentamientos en la calle Sucre de La Paz. Foto: APG

ElApunte

Manifestantes tomaron 8 esquinas que circundan la plaza Murillo

Las calles adyacentes a plaza Murillo se convirtieron en campos de batalla entre policías y manifestantes, además de los sectores afines al MAS. No hubo tregua cuando la columna, que bajó de Adepcoca, llegó hasta la avenida Sucre, a dos cuadras del lugar donde se encuentra el Palacio Quemado, ahí comenzó el enfrentamiento y la policía tuvo que dividir esfuerzos porque los marchistas de Conade llegaron por la avenida Mariscal Santa Cruz.

Todo el centro de La Paz estuvo intransitable, tanto para vehículos de servicio público como para personas que buscaban cómo salir de la nube de gas lacrimógeno que lanzó la Policía. Miles de ciudadanos corrían de sur a norte buscando cómo evadir el centro de los enfrentamientos.