El estudiante dejó a dos hijos en la orfandad y era oriundo de Oruro I Foto: Facebook.

El Juzgado Décimo de Instrucción Cautelar envió con detención preventiva al penal de Chonchocoro a Yerko F.G.R., por el presunto homicidio de Mario Patty Velez, (26 años), joven que bailaba caporal y que fue encontrado sin vida con el rostro desfigurado el pasado 22 de septiembre en la ciudad de La Paz. 

La fiscal asignada al caso, Dubravka Jordán, dijo que se demostró en la audiencia de medidas cautelares, por existir peligro de fuga y obstaculización en la investigación del imputado, además de tener antecedentes policiales y penales por otros delitos.

En cuanto al riesgo de fuga se expuso en la  audiencia cautelar que el imputado refirió tener domicilio en la calle 10 de la Zona de Villa El Carmen, aspecto incongruente porque además manifestó que él duerme en el galpón de Coroico. 

Sin embargo el pasado viernes  27 de septiembre, cuando fue aprehendido por la  Policía, señaló que pretendía ir a dormir a la cabina de un cajero automático, pero que no recordaba el nombre, extremo que demuestra que no tiene un domicilio real fijo ni cuenta con un trabajo estable, tampoco demostró tener familia constituida. 

Jordán, agregó que el sindicado también se constituye en un peligro para la sociedad, porque tiene antecedentes policiales y penales por varios delitos, entre los que se registra especialmente por narcotráfico. 

Agregó también que el presunto autor del hecho es un peligro de obstaculización en el proceso y para la familia de la víctima y testigos, que aún no han brindado su declaración informativa ante la Fiscalía.

FUENTE: EL DEBER