¿ QUIÉN VIVE SOBRE LA CALLE BOLIVAR ?

152

La calle Bolívar de la ciudad de Tarija es comercial por excelencia, desde siempre allí se ubicaron negocios de diferente rubro, pasa por el mercado central y el palacio de justicia, está a dos cuadras de la plaza principal, aspectos que le dan una preponderancia marcada, sin decir que también por ahí pasan todas las líneas de micro, convirtiéndola en una arteria caótica. Justamente por eso, en ella se encuentran las casas de cambio, donde se puede comprar o vender diferentes monedas extranjeras, sobretodo el dólar y el peso argentino.
Desde un tiempo atrás, la actividad de estos negocios se ha visto tocada porque se ha dispuesto que el Estado regule su siempre libre y más que autónomo funcionamiento, ya que las ganancias que durante décadas obtuvieron los «librecambistas» jamás implicaron tributación alguna, es decir, movimientos económicos absolutamente fuera de la supervisión estatal. Esa disposición hizo que muchas casa de cambio se cierren o cambien de actividad, no falta el que disfrazó el negocio haciéndolo pasar por una juguetería o una venta de tarjetas y peluches, lo que implica que las transacciones deban hacerse con mayor confidencialidad, como si algo ilegal o malo se estuviera haciendo. Por lo menos el que va a comprar o vender no incurre en estas figuras.
El desorden en esta calle, expuesto más todavía por los carteles multicolores de los librecambistas, no ayuda a la estética y armonía que se busca en el centro histórico de la ciudad. No estamos en contra de su funcionamiento pero el municipio debe obligar a sus propietarios, a ser más cuidados con la presentación de estos negocios comprometiéndolos con el desarrollo y modernización que estos tiempos exigen.