Madrastra del niño Gabriel es declarada culpable de su asesinato

212
Días atrás, Ana Julia Quezada reconoció haber asesinado a Gabriel Cruz, aunque aseguró que lo hizo de una forma involuntaria. (EFE)

El jurado popular ha declarado por unanimidad a la dominicada Ana Julia Quezada culpable de asesinato con alevosía por la muerte de Gabriel Cruz, un niño de 8 años e hijo de su entonces pareja.

Se ha valorado así la tesis de la fiscal, Elena Fernández, que pide por este delito la condena a prisión permanente revisable.

El veredicto del jurado, conformado por siete mujeres y dos hombres, ha tardado veintiséis horas y media, y se ha dado a conocer cerca de las cuatro de la tarde de este jueves (hora local). Estos han estado incomunicados en una pequeña habitación de la Audiencia Provincial de Almería y en su hotel.

Allí han contestado las 142 preguntas que les ha formulado la magistrada de la sección segunda, Alejandra Dodero.

El jurado también la considera culpable, por unanimidad, de dos delitos de daños psíquicos a los padres del niño, Ángel Cruz y Patricia Rodríguez.

GabrielCruz1
Patricia Ramírez, la madre del pequeño Gabriel, entra acompañada de su abogado Miguel Angel Torres a la audiencia donde se dictó sentencia a Ana Julia Quezada. (EFE)

También ha rechazado como circunstancia atenuante que Quezada actuara bajo los efectos de ansiolíticos, como alegaba su defensa.

Días atrás, Ana Julia Quezada reconoció haber asesinado a Gabriel Cruz, aunque aseguró que lo hizo de una forma involuntaria, por lo que se declaraba “inocente”.

La acusada recalcó entre lágrimas su versión de que el niño estaba jugando con un hacha y, al decirle que tuviera cuidado, él le dijo que era «fea», no era su madre y que se volviera a su país.

«Simplemente le tapé la boca, no quería hacerle daño al niño, quería que se callara», declaró Quezada, de 45 años, sobre el suceso ocurrido el 27 de febrero de 2018, y que causó una conmoción nacional en España.

El niño Gabriel Cruz fue buscado durante doce días en su casa de Níjar, una zona rural de la provincia de Almería.

Tras una búsqueda que implicó a miles de personas, la acusada fue detenida con el cadáver del niño en el maletero de su automóvil, después de que lo hubiera desenterrado para cambiarlo de lugar.

La acusación presentada por la fiscalía aseguró que los exámenes forenses apuntan a que la acusada primero golpeó repetidamente al menor y luego lo asfixió al ver que todavía respiraba.

Ana Julia Quezada llegó a España en 1995 y se instaló en Burgos, al norte de España, junto a su hija. Posteriormente se casó con un español y tuvo otra niña.

La mayor de ellas falleció en 1996 al caer desde una ventana de una vivienda de Burgos, a un patio interior, un caso que se cerró como una muerte accidental.

Fuente: EFE