El penal de Morros Blancos.

Para la administración de este centro penitenciario, la seguridad al interior del mismo está “garantizada”

Redacción Central/Bolinfo/Tarija

(elPeriódico-septiembre 11/2019) La madre de un interno del penal de Morros Blancos desesperada y entre lágrimas, denunció que dentro del este recinto penitenciario son realizados cambios de pabellón sin motivo alguno, como es el caso de su hijo.

G. O (por sus iniciales),  madre de familia indicó que a los internos los llevan “como corderos al matadero”  y que nadie dice nada, por los privados de libertad.

Muy preocupada  indicó, que teme por la vida de su hijo, que fue trasladado a otro pabellón sin una orden de traslado y sin dar explicaciones.

Lo más inquietante,  es que se encuentra entre internos de alta peligrosidad y tras el asesinato ocurrido el viernes pasado, la desesperación de la madre aumenta.

“En mi desesperación acudí a la oficina de Defensa Pública, y me asesoraron para presentar una solicitud al juez de pena, les pedí que me acompañen, pero me dijeron que no les corresponde. Pido a las autoridades competentes  un poco más de consideración y misericordia por los privados de libertad”, declaró la madre.  

También indicó que ella se encuentra a cargo de dos menores y uno de sus hijos, que  por un accidente quedó postrado en cama y  por esa razón,  se le complica movilizarse para buscar el apoyo en las autoridades pertinentes.

Desde el penal de Morros Blancos indicaron que el caso registrado la pasada semana es aislado y que el control al interior de esta cárcel es regular.

El interno que murió acuchillado,  José Luis Zenteno,  estaba  detenido preventivamente por un delito  relacionado a la Ley 1008 de sustancias controladas. En lo que va del año, van cuatro muertos en el penal de Morros Blancos.(eP).

Los datos

Entre 2018 y 2019, ocho internos fallecieron en diferentes circunstancias en este recinto penitenciario.

El interno Luis Zenteno murió acuchillado la semana pasada al interior del penal de Morros Blancos, sus familiares aseguran que alertaron a la administración de este recinto carcelario, antes de que ocurriese el hecho, sin realizar acción alguna.