Felcc

Entró a un baño ajeno, se durmió y fue denunciado por allanamiento

237

El Código Penal de Bolivia, las sanciones por invadir domicilios ajenos son tres meses a dos años y una multa de treinta a cien días

Redacción Central/ Bolinfo/ Tarija

(elPeriódico, septiembre 11/2019) La Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc), está investigando una denuncia de allanamiento de vivienda, por un hombre que ingresó a un baño ajeno sin consentimiento del dueño de la casa.

El singular hecho sucedió el lunes a las 17.00 aproximadamente, en el centro de la ciudad. La información la dio el comandante departamental de la Policía, Miguel Ángel Prieto Gemio.

De acuerdo a información recabada por los efectivos de la Felcc,  la víctima habría salido de su casa a visitar a un amigo, pero cuando retornó se sorprendió, pues en el interior de su cuarto de baño encontró a un hombre, de iniciales  A.J.B.F., que dormía profundamente en el retrete, sin percatarse que fue descubierto por el dueño de  la vivienda que había invadido.

La víctima inmediatamente llamo a radio patrullas 110. Efectivos policiales llegaron al lugar y despertaron de su sueño al invasor. El hombre fue aprehendido y trasladado hasta celdas de la Felcc.

El denunciante solicitó que inicien las investigaciones y procedan de acuerdo a las normas vigentes.

De acuerdo al Código Penal de Bolivia, en el artículo Nº298, quien arbitrariamente entrare en domicilio ajeno o sus dependencias, o en un recinto habitado por otro, o en un lugar de trabajo, o permaneciere de igual manera en ellos, incurrirá en la pena de privación de libertad de tres meses a dos años y una multa de treinta a cien días.

Se agravará la sanción en un tercio, si el delito se cometiere de noche, o con fuerza en las cosas o violencia en las personas, o con armas, o por varias personas reunidas. (eP).

Apunte:

Otro caso

En uno de los últimos casos de allanamiento que llegaron hasta los estrados judiciales, se dieron medias sustitutivas al imputado.

De acuerdo al abogado del sindicado, Fernando Valverde, el imputado ingresó al domicilio donde vive la víctima invitado por uno de los inquilinos,  y al momento de retirarse se confundió de puerta,  abriendo la de otro cuarto.