Charles Leclerc invita a soñar

MONZA, 7 SEP
«Es un honor haber logrado la pole en Monza», resumió el monegasco Charles Leclerc, quien partirá en punta con Ferrari en el GP de Italia de Fórmula 1 tras imponerse en un caótico final de la sesión clasificatoria.
«Lástima el lío que se armó en la última vuelta», resumió el flamante vencedor del GP de Bélgica tras lograr su segunda pole consecutiva y la cuarta en esta temporada en relación a lo sucedido en el cierre de la última tanda.
«Es peligroso comportarse así en la vuelta rápida con pilotos que de golpe reducen la velocidad. Este sistema es una locura», se lamentó también el británico Lewis Hamilton, sólido líder del campeonato que completará la primera fila, el piloto de Mercedes estuvo a punto de estrellarse contra la Ferrari de Sebastian Vettel, que frenó bruscamente y casi termina siendo impactada dando una imagen de lo que resultó el cierre de esta clasificación inédita por su desarrollo.
Qué decir de Vettel, el más veloz en la tercera y última sesión de libres, pero quien debió conformarse con el cuarto puesto en la grilla de partida con la otra Ferrari, que festejó por última vez en 2010 con el español Fernando Alonso.
El equipo italiano, que celebró esta semana sus 90 años de vida, apuesta a ganador con Leclerc, quien le regaló el primer triunfo de esta temporada en Spa-Francorchamps y se regaló a sí mismo su primera victoria en la Fórmula 1.
El crono de 1’19″307, que le permitió relegar por apenas 39 milésimas de segundo a Hamilton (que por lo dicho no pudo intentar mejorar su registro) invita a soñar a los fanáticos de Ferrari, que tiñeron de «rosso» el «Templo de la Velocidad».
Apelativo que espera refrendar mañana tras el bochorno vivido en esta clasificación en la que el más feliz volvió a ser Leclerc, «honrado de lograr la pole frente a este maravilloso público», según sus propias palabras.
El escenario en la segunda fila será similar al de la primera, pero invertido pues desde el tercer casillero moverá el finlandés Valtteri Bottas con Mercedes flanqueado por la SF90 de Vettel.
No hicimos lo que habíamos planeado y esa era la diferencia entre lograr la pole o no lograrla», comentó con tono de reproche aunque satisfecho por el paso de carrera.
Más allá de todo, Binotto se mostró confiado y aclaró: «Nuestros planes no se complican. Será una larga carrera y muy combatida en la cual la partida será clave, al igual que la estrategia».
Detrás de Vettel, que ganó tres veces en Monza aunque sólo una con un bólido impulsado por motores Ferrari (Toro Rosso en 2008, luego se impuso en 2011 y 2013 como piloto de Red Bull), partirán los dos Renault.
El australiano Daniel Ricciardo y el alemán Nico Hülkenberg, que no seguirá la próxima temporada en el equipo, saldrán desde la cuarta fila por delante de Sáinz y del tailandés Alenxander Albon, de Red Bull.
Su compañero de equipo, el holandés Max Verstappen, lo hará desde el fondo de la grilla tras reemplazar el motor Honda de su bólido que el viernes decía sentir más potente que el anterior, pero que hoy volvió a frustrarlo.
Desde la quinta lo harán el canadiense Lance Stroll, con Racing Point, y el finlandés Kimi Raikkonen, en cuyo despiste con Alfa Romeo en la tercera sesión clasificatoria estuvo el origen del bochornoso final que se encuentra bajo investigación.
Una mancha para esta nonagésima edición del GP de Italia que promete muchas emociones y que podría correrse bajo la lluvia, según anticipan los pronósticos meteorológicos, sumando una dosis de suspenso a la definición.