426

Jouma y su familia estaban huyendo de Siria, en 2018, cuando un ataque aéreo golpeó el autobús en el que viajaban.

El niño quedó completamente ciego a causa de las heridas causadas por la explosión.

En ese momento Jouma tenía solo 3 años.

Él y su familia, kurdos provenientes de una zona rural en el norte de Siria, ahora viven en un barrio pobre de Beirut, capital de Líbano.

Según cálculos de la ONU y de otros organismos de derechos humanos, más de 400.000 personas murieron en la guerra de Siria y varios millones huyeron del país para escapar de un conflicto devastador.

Eloise Alanna, de la BBC, fue a visitar a la familia de Jouma para contar su dura historia.