Senac rescató un empate con sabor a derrota

134

ANDRÉS TÓRREZ TÓRREZ
En una de sus más pobres actuaciones, el equipo tarijeño de Nacional Senac, a duras penas rescató un sufrido empate 1 a 1 frente a Stormers de Sucre, en el cierre de la quinta fecha del Grupo C de la Copa Simón Bolívar, jugado el domingo en el Estadio IV Centenario.
SE OLVIDÓ DE GANAR
Algunos minutos después del partido, nos seguimos preguntando a qué jugó Nacional Senac y la verdad es que no lo sabemos, una ausencia en la defensa, la desarticuló y fue un invitación para que los delanteros rivales le ataquen, el medio campo, no creó volumen de juego y los arrestos ofensivos fácilmente controlados, entonces el partido pintaba para Stormers, al que le faltó un poco más de atrevimiento para quedarse con las 3 unidades.
Casi sin merecerlo Nacional Senac se encontró en ventaja, fue a los 9 minutos, cuando intentaba conectar el esférico Facundo Yáñez, se le anticipa el delantero Carlos Ardián que en su afán de rechazar bate su propia valla, Stomers reacciona y a los 18 minutos se pierde el empate ya que el disparo del bermejo Eduardo Alemán se estrella en el vertical.
A los 22 minutos gran desborde a Ricky Vásquez por la derecha, pero en vez de buscar el centro saca el disparo que sale ancho, 3 minutos después error defensivo del equipo una mano –al parecer de Espíndola- y penal ejecuta con violencia Carlos Ardián para el empate 1 a 1 de Stormers.
Tras el empate se esperaba la reacción de Senac, pero esta no llegó, siguió jugando como al comienza, es decir mal, de alguna manera cayeron en la trampa del rival, los volantes creadores, es decir Vásquez y Lima, celosamente marcados, no conseguían fabricar espacios para sus maniobras y el batallador Juan Pablo Gómez, tampoco logró contagiar a sus compañeros.
De todo esto se percató Stormers, que en el segundo tiempo lo tuvo a mal traer Senac, con muy poco es cierto, a los 5 minutos nuevamente se pierde el gol Eduardo Alemán, cuando completamente soló frente a Tejerina, desvió el disparo final.
A los 14 minutos de manera infantil se hace expulsar Ricky Vásquez, que deja en inferioridad numérica a su equipo, a 20 minutos otro susto para el equipo local, el delantero Carlos Ardián de media distancia sacó el disparo y el balón para suerte del “tractor amarillo”, pegó en la parte superior del travesaño, cuando Tejerina no tenía nada por hacer.
Pero luego el partido cayó en un poso, primero por la impotencia de Senac, que no podía articular una jugada más o menos clara en el campo de juego y segundo porque el visitante, se comenzó a conformar con el reparto de puntos y optó por la pérdida de tiempo o ganar tiempo, como se quiera entender, ante la vista y paciencia de un árbitro, tan malo como el partido y el que expulsó al colombiano Jonathan Franco del equipo visitante a los 25 minitos.
Ni este factor aprovechó Senac, que fue un manojo de nervios, metiendo centros sin convicción y solo para el lucimiento del portero Sebastián Angulo, además muy tarde ingresó Primo Romero, otra de las malas determinaciones del cuerpo técnico, hasta que luego de 5 minutos de adición el partido finalizó con el empate 1 a 1 entre Nacional Senac y Stormers.
Algo está pasando con Nacional Senac, arrancó muy bien, pero ahora sumó su tercer partido sin ganar y se cae de la tabla, lo que obliga a sus dirigentes a replantear las cosas de manera urgente, ya que no puede seguir resignando puntos, comprometiendo sus aspiraciones en este certamen.