Vacuna contra el ébola: ¿por qué es tan controvertido un nuevo jab?

393

Fuente: BBC

Se está produciendo un debate sobre las propuestas de que se introduzca una segunda vacuna para combatir el ébola en la República Democrática del Congo, actualmente en medio de su peor brote.

El Ministro de Salud de la República Democrática del Congo, Dr. Oly Ilunga, quien renunció después de ser despojado de la gestión de la respuesta al Ébola del país, dijo que la vacuna actual es la única que ha demostrado ser efectiva, y un parlamentario de la oposición dijo que la nueva vacuna no ha sido probada, y teme que las personas en el país sean utilizadas como conejillos de indias.

Los principales expertos en salud dicen que la segunda vacuna es segura y podría ser una herramienta importante para frenar la propagación del virus.

¿Cuáles son las preocupaciones y están justificadas?

¿Tratado y probado?

Ha sido probado en más de 6,000 personas y «ha demostrado una seguridad sobresaliente», dice el profesor Peter Piot, un experto líder en Ébola y director de la London School of Hygiene & Tropical Medicine, que ha estado involucrado con la compañía farmacéutica Johnson & Johnson en el desarrollo de la vacuna.

Los estudios han demostrado que aunque el fármaco aún se encuentra en la fase experimental, ha demostrado ser altamente efectivo en pruebas con primates (animales genéticamente cercanos a los humanos).

La única forma de probar su efectividad como medida de prevención para los humanos es usarlo en un escenario de brote.

Así es como la primera vacuna, de la compañía farmacéutica Merck & Co, se implementó con éxito en Guinea en 2015.

Se implementó para «uso compasivo» que permite el uso de un medicamento sin licencia (las licencias pueden tardar años o décadas en obtenerse) cuando no hay otras opciones disponibles, pero solo con la autorización del gobierno del país afectado.

Los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) muestran que la vacuna Merck tiene una tasa de eficacia del 97.5% para aquellos que están inmunizados, en comparación con aquellos que no lo están.

La OMS dice que esta vacuna ha demostrado ser segura y efectiva contra el Ébola, pero que aún se necesitan más pruebas para obtener una licencia.

Entonces, estamos en un lugar similar con la nueva vacuna que en 2015 con la actual: hay evidencia sustancial de que es segura y que podría ser efectiva, pero no se ha probado en un brote, y no t ha sido licenciado.

Una mujer en la República Democrática del Congo se hace un examen de detección del Ébola
Image captionUna mujer siendo examinada para el Ébola.

¿Hay suficiente vacuna?

Si ya hay una vacuna que ha demostrado ser efectiva contra el Ébola, ¿por qué no simplemente implementar más?

En julio, el Comité de Emergencia de la OMS dijo que «reconoce la escasez de suministro» de la vacuna Merck.

La doctora Josie Golding, de Wellcome Trust, dice que es probable que no haya suficiente vacuna para enfrentar el brote actual.

«Si es así, esto tendría consecuencias devastadoras. Creemos firmemente que existe una necesidad urgente de implementar y evaluar una segunda vacuna contra el Ébola, desarrollada por Johnson y Johnson».

A corto plazo, las dosis disponibles de la vacuna pueden ser suficientes, pero no si el brote persiste.

La firma de medicamentos Merck dice que hay suficiente vacuna para inmunizar a casi 500,000 personas con la dosis actual, y está en proceso de producir más.

Johnson & Johnson dice que tiene 1,5 millones de dosis de su nueva vacuna disponibles para ser implementadas.

Hay alrededor de 10 millones de personas en las dos provincias afectadas combinadas.

La vacuna actual solo se administra a trabajadores de la salud y personas que podrían haber estado expuestas al virus.

Por lo tanto, si el gobierno de la República Democrática del Congo quiere implementar la inmunización en un área más amplia, necesitará más suministros.

Aquellos que presionaron por el uso de la nueva vacuna Johnson & Johnson, habían propuesto usarla para crear un muro protector, vacunando a las personas fuera de la zona del brote.

Se espera que esto evite que el virus se propague.

Un hombre recibe una vacuna en la RD del Congo
Image captionUn hombre recibe una vacuna en la RD del Congo.

Desconfianza de la comunidad

El gobierno de la RD del Congo ha citado preocupaciones sobre las complejidades del uso de dos vacunas juntas en la respuesta.

Dice que existe el riesgo de crear confusión y aumentar la desconfianza entre las comunidades afectadas.

La lucha contra la actual epidemia de ébola ha estado marcada por la desconfianza de la comunidad hacia la respuesta.

También existe la preocupación de que la nueva vacuna, que requiere dos inyecciones con 56 días de diferencia, puede ser difícil de administrar en una región donde la población es altamente móvil, y la inseguridad abunda.