Bolívar goleó a Destroyers por 3-0 y se trepó a la cima

207

AGENCIAS
Bolívar consiguió un triunfo ante Destroyers, en La Paz, casi sin despeinarse. Lo superó sin líos por los costados, le ganó la pelota en el medio y lo golpeó en tres ocasiones. Gran actuación de Adrián Jusino y Erwin Saavedra que recuperaron y habilitaron a Jorge Pereyra Díaz que no perdonó ante Élder Araúz, el meta cruceño que evitó que el marcador fuera más abultado.
Dio pelea la visita solo en el primer cuarto de hora, gracias al coraje de Denilson Guzmán, que se las ingenió para presionar por izquierda, aprovechando que Óscar Ribera estaba adelantado y que Mauricio Prieto casi siempre llegó tarde. Pero no fue suficiente, porque Bolívar fue adueñándose de a poco del balón en el mediocampo para pasar a inquietar en ofensiva.
A los 28’ llegó el primero y lo convirtió Adrián Jusino. El zaguero nacional cabeceó con potencia un centro desde la derecha, luego de una buena jugada de Saavedra que un minuto antes se había perdido un gol con arco a disposición. Ese 1-0 fue solo un premio para un equipo que en cancha era más, por los desbordes de Callejón y Saavedra y por la presión de Pereyra Díaz.
La presión se tornó pesada para Junior Menezes y Jorge Ayala que tenían un gran peso atrás, apoyados de a rato por Lorgio Álvarez. Roly Sejas y Ronilson Galiardo no daban abasto ante Imanol Cárdenas y Cristhian Machado que recuperaron casi siempre cuando Bolívar no logró convertir en ataque. Con ese panorama, Pereyra Díaz logró el 2-0 (38’) rematando directo.
En el complemento el panorama no varió demasiado. Es más, Óscar Ribera fue un aluvión por derecha y Callejón hizo lo mismo por izquierda. El 3-0 llegó apenas se reinició el juego (48’) y llegó a través de Pereyra Díaz que remató un buen centro de Callejón, que recibió el balón tras gran saque desde su portería de Leonel Moreira. En realidad, al que felicitaron fue al meta.
Con ese resultado Bolívar bajó el ritmo, controló la pelota y se dio el lujo de comenzar a darle minutos a jugadores como Luis Gutiérrez y Leo Vaca. Ingresó en la visita Bayan Vaca y José Cortes, pero fue solo para ganar aire porque el equipo estaba entregado. Con su triunfo Bolívar sumó 12 puntos, alcanzó a Wilster y se trepó a la cima por diferencia de goles.