Cuánto le cuestan a Apple los componentes de un iPhone (en comparación con lo que pagas)

221

El iPhone ya no es la gallina de los huevos de oro de Apple.

Así se vio esta semana, cuando la empresa presentó los resultados del segundo trimestre del año —hasta junio— y dejó a los inversores con un sabor agridulce en la boca.

La compañía de la manzana aumentó su beneficio en general, pero por primera vez desde 2012 las ventas de iPhone representan menos de la mitad de las ventas totales de la compañía.

Comparado con el mismo trimestre del año pasado, las ventas del dispositivo estrella disminuyeron en US$741 millones.

Apple consiguió compensar la diferencia de esta caída con mayores ingresos en servicios, como su tienda de software y su servicio de música.

Pero ¿cuál es el costo de fabricar un iPhone? ¿Qué cuesta cada componente y cómo ha ido aumentando el precio de estos de un modelo a otro del teléfono?

Según datos de la consultora de tecnología IHS Markit, el costo de las piezas del XS Max de 64GB—lanzado en septiembre del año pasado— suma aproximadamente US$392,5 por unidad, mientras el precio de venta de este modelo en Estados Unidos es de US$1.099.

Pero hay que tener en cuenta la primera cifra corresponde únicamente al precio que Apple paga por los componentes del teléfono, y no incluye otros gastos como el montaje.

Tampoco comprende el desembolso que debe hacer por la investigación y el desarrollo del producto, la logística o el marketing.

Por comparar, el costo total de las piezas de un Samsung Galaxy S9+ de 64 GBera de US$375,80 cuando se lanzó, solo US$16 menos que el del iPhone XS Max.

En aquel entonces el precio en tienda del smartphone rondaba los US$840; es decir, US$259 menos que el de Apple.

La pantalla, los componentes electromecánicos y la cámara son las tres piezas más caras para fabricar el smartphone de Apple.

Cuestan US$120, US$71,5 y US$51,1 respectivamente.

Por otro lado, el cargador, los puertos USB, los auriculares y los sensores del teléfono le cuestan US$11.

El iPhone XS Max, el modelo más nuevo de Apple, tiene una pantalla de 6,5 pulgadas Super Retina HD y, según la propia compañía, su batería dura 30 minutos más que el modelo anterior.