Estados Unidos y Afganistán anunciaron este jueves haber acordado acelerar las negociaciones para poner fin al conflicto afgano.

En un comunicado conjunto, Washington y Kabul indicaron haber alcanzado el acuerdo durante una conversación telefónica entre el secretario de Estado, Mike Pompeo, y el presidente afgano, Ashraf Ghani.

El jefe del estado mayor conjunto de Estados Unidos, general Joseph Dunford, y el representante especial de Washington para Afganistán, el afgano-estadounidense Zalmay Jalizad, fueron enviados a Kabul para «discutir en detalle los próximos pasos en el camino hacia la paz», indicó el comunicado.

Jalizad debe luego dirigirse nuevamente a Doha, Catar, para retomar las negociaciones con los talibanes.

Afganistán
Estados Unidos pretende retirar sus fuerzas armas de territorio afgano. (Foto: AFP)

Pompeo y Ghani hablaron el miércoles, tras la polémica generada por unas declaraciones del presidente Donald Trump, en las que afirmó que podía «ganar la guerra» en Afganistán pero que no quería «matar a diez millones de personas».

Ghani pidió luego «aclaraciones» a Washington.

De acuerdo con el comunicado, Pompeo «aseguró al presidente Ghani que la estrategia del presidente Trump no había cambiado», en particular lo que concierne al «compromiso estadounidense de un retiro condicional» de sus fuerzas en Afganistán.

Washington busca un acuerdo que vería a las fuerzas extranjeras abandonar el país a cambio de que los talibanes ofrezcan garantías de seguridad, incluyendo el compromiso de que el país no se convierta en refugio de organizaciones terroristas.

Al menos 10 muertos y más de 40 heridos dejaron este jueves tres atentados consecutivos en Kabul, dos de ellos reivindicados por el grupo Estado Islámico (EI) y el tercero por los talibanes.

Los atentados se produjeron en un contexto de aumento de la violencia en Kabul y en todo Afganistán, que en tres días arranca su campaña electoral para las presidenciales del 28 de septiembre.

notitle
Afganistán sufrió una nueva ola de atentados en Kabul. (Video: AFP)

Algunos observadores estiman que los insurgentes están cometiendo más atentados para fortalecer su posición en las negociaciones.

Fuente: AFP