Boca Juniors sacude el mercado de pases

181

BUENOS AIRES, 17 JUL
Boca Jrs está decidido a sacudir el mercado de pases a poco de comenzar una nueva edición de la Superliga argentina, con la partida de algunas figuras y la llegada de otras, algunas aún por confirmarse.
En el primer rubro se destacan el mediocampista uruguayo Nahitán Nandez, con destino en Cagliari, y el goleador Darío Benedetto, pronto a desembarcar en Olympique de Marsella, dos bajas importantes en el plantel de Gustavo Alfaro.
El técnico «xeneize» podrá contar con ellos, sin embargo, para el partido de ida por los octavos de final de la Copa Libertadores del próximo miércoles frente al Atlético Paranaense.
Daniel Angelici, presidente de Boca, se encuentra por estos días en Madrid al igual que su colega «millonario», Rodolfo D’Onofrio, en medio de una disputa iniciada por un recurso que presentó el primero ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo.
Fue por aquella agresión que impidió la disputa del duelo en su sede original y sobre la que el TAS deberá expedirse en los próximos días, aunque se prevé que Boca sólo recibiría un resarcimiento económico en compensación.
Dinero que seguramente engrosará sus arcas y servirá para seguir reforzándose como lo haría con los entre 17 y 20 millones de euros por los que cederá a Nandez al club sardo, que también la apunta al belga Radja Nainggolan, sin espacio en Inter.
Algunas versiones indican que Boca usaría ese dinero para intentar pagar la cláusula de rescisión de contrato del argentino Maximiliano Meza, ex Independiente, al mexicano Monterrey.
Para reemplazar a Benedetto, en tanto, se mencionaba a un viejo conocido de la casa: Mauro Boselli, hoy en Corinthians, aunque el deseo de Alfaro es incorporar al ecuatoriano Felipe Caicedo, actualmente en Lazio.
Desde el «Calcio» se anuncia con bombos y platillos el arribo del mediocampista Daniele De Rossi, ex capitán de la Roma que postergará su retiro al parecer para vivir en carne propia la experiencia de jugar en la mítica «Bombonera».
Los medios de prensa italianos anuncian que De Rossi llegaría a Buenos Aires entre viernes y sábado tras aceptar el convite de Nicolás Burdisso, actual director deportivo del popular club argentino y ex compañero del volante en la Roma. Se habló de un contrato por ocho meses a cambio de unos 500.000 dólares para que De Rossi se calce la casaca azul y oro a los 35 años, cifra más que accesible considerando que ingresarían otros 15 millones de euros por el pase de Benedetto.
Mientras el «Pipa» prepara las valijas, su compatriota Eduardo Salvio las desarma tras arribar a Argentina desde Portugal para firmar contrato con Boca, al que llega a cambio de unos siete millones de euros desde Benfica.
Otro con destino de salida era Cristian Pavón, uno de los delanteros más destacados del plantel «xeneize» hace un par de temporadas, cuando estuvo a punto de emigrar al fútbol ruso, pero cuyo pase la MLS estadounidense parece haberse enfriado.
Pavón había alcanzado un preacuerdo con Los Angeles Galaxy, franquicia que entrena su ex DT en Boca, Guillermo Barros Schelotto, pero según se informó en las últimas horas la negociación no llegó a buen puerto.