Metanfetaminas: el negocio de los carteles mexicanos en Australia y Nueva Zelanda

179

El Comercio

La llaman «la ruta del cristal»: el corredor del comercio de narcóticos ilegales que va desde el centro y norte de América hasta los codiciados mercados de Australia Nueva Zelanda.

Es «de cristal» por uno de los principales productos que se trafican: las peligrosas metanfetaminas, que en una de sus formas se presenta como cristal blanco.

En los últimos años, la cantidad demetanfetaminas que se envían desde América hacia la región del Pacífico se ha incrementado drásticamente.

Y son los grupos criminales mexicanos los que ahora se están dirigiendo hacia los lucrativos mercados de esa región.

Esto se vio reflejado en febrero pasado cuando las autoridades de Estados Unidos, en colaboración con sus homólogos australianos, decomisaron en California lo que describieron como el mayor cargamento de metanfetaminasque se ha incautado en ese país.

Eran 1,7 toneladas de la droga que iban dirigidas a Australia, equivalente a 17 millones de transacciones callejeras con un valor estimado en US$1.000 millones.

Y se dijo que su procedencia era el cartel de Sinaloa, en México, uno de los mayores productores de metanfetaminas del mundo.

Tal como declaró entonces Bruce Hill, subcomisionado de crimen organizado de la Policía Federal Australiana, las autoridades lograron evitar lo que llamó un «desastre en el país».

«Logramos detener un tsunami de hielo», dijo Hill refiriéndose al nombre como se le conoce a la droga en Australia.

«Esta es una seria advertencia y ahora sabemos que los carteles mexicanos están dirigiéndose activamente a Australia«, declaró el subcomisionado.

«A través de los años hemos visto pequeños cargamentos, pero este último indica que tienen a Australia como objetivo».

«Tormenta perfecta»

Australia y Nueva Zelanda han sido desde hace unas tres décadas un destino importante para los traficantes de cocaína de Colombia.

Pero en años recientes los grupos de crimen organizado americanos centraron su atención en los lucrativos mercados de metanfetamina en el Pacífico sur.

«En las últimas décadas la región ha visto el surgimiento de lo que llamo ‘la ruta de cristal'», escribe en el periódico The Guardian José Sousa-Santos, investigador de crimen transnacional de la Universidad Massey en Nueva Zelanda.

Se trata de un «corredor de narcóticos, particularmente metanfetamina cristalina y cocaína» que va por el Pacífico hacia los codiciados mercados de Australia y Nueva Zelanda.

Con el bajo costo de las drogas en América y su alto costo en Australia y Nueva Zelanda los carteles están dirigiéndose a esos lucrativos mercados. Foto: Getty images, vía BBC Mundo

Con el bajo costo de las drogas en América y su alto costo en Australia y Nueva Zelanda los carteles están dirigiéndose a esos lucrativos mercados. Foto: Getty images, vía BBC Mundo

Según el experto, «el bajo costo de las drogas en América y su alto costo en Australia y Nueva Zelandia están resultando en una tormenta perfecta».

La metanfetamina, conocida como cristal, hielo, vidrio, o meta, es una droga estimulante que puede fumarse, inhalarse o inyectarse y es altamente adictiva y perjudicial.

Esla droga ilegal más común en Australia y Nueva Zelanda, y está devastando sus comunidades.

«Australia tiene proporcionalmente la tasa más alta de usuarios de metanfetaminas del mundo», le dice a BBC Mundo Anthea McCarthy-Jones, experta en crimen organizado y América Latina de la Universidad de Nueva Gales del Sur, en Australia.

«Y su uso se ha vuelto un problema enorme en el país».

Es por eso que los carteles mexicanos -que son uno de los mayores productores de metanfetaminas del mundo- están dispuestos a negociar el largo trayecto por el Pacífico para llegar a los mercados de Oceanía.

«En Australia se pagan los precios más altos del mundo por estas drogas así que es un mercado altamente lucrativo para los productores», dice McCarthy-Jones.

Australia tiene proporcionalmente la tasa más alta de usuarios de metanfetaminas del mundo. Foto: Getty images, vía BBC Mundo

Australia tiene proporcionalmente la tasa más alta de usuarios de metanfetaminas del mundo. Foto: Getty images, vía BBC Mundo

En efecto, según la Oficina de Naciones Unidas para la Droga y el Delito, un gramo de metanfetaminas que en Estados Unidos puede valer entre US$30 y US$60, en Australia y Nueva Zelanda puede costar entre US$140 y US$830.

Como explica Anthea McCarthy-Jones se calcula que hace una década cerca de 70% de las metanfetaminas que se consumían en Australia eran producidas en el país, principalmente por «cocineros» en pequeños laboratorios clandestinos.

Pero las cosas cambiaron radicalmente en los últimos años.

«Hoy en día la mayoría de la metanfetamina que se consume en Australia es importada», explica la experta.

«Una gran cantidad proviene de China y Myanmar. Pero en los últimos dos años hemos visto que ha surgido una colaboración entre los grupos de crimen organizado de China y el crimen organizado de México».