Alto índice de discapacidad intelectual en Tarija

231

SHIRLEY ESCALANTE/BOLINFO/TARIJA
(elPeriódico-julio 04/2019) Hay ocasiones en que la vida te pone a prueba y pasas por situaciones inexplicables, para las que no encuentras una explicación y solo te lamentas por lo que te toca vivir.
Algo así le sucedió a Sonia Castro, una joven madre de 22 años que enfrentó un embarazo difícil, con síntomas de pérdida y reposo absoluto hasta el sexto mes, que la obligaron a congelar sus estudios universitarios.
A las 32 semanas comenzó con trabajo de parto para dar a luz a Rocío, una pequeña que nació prematura debido a una infección intrauterina que casi las mata a las dos.
Los médicos sabían que este cuadro podía tener secuelas, así que mientras estaba en la Unidad de Neonatología le hicieron exámenes, donde la bebé Rocío nació con una parálisis cerebral.
«Cuando me dijeron que mi bebé tenía parálisis el mundo se me vino encima, y lo único que quería era despertar de esta pesadilla, pero con ayuda psicológica y poniendo a Dios en primer plano solo entendí que me mandó a un ángel el que me toca proteger y cuidar».
Discapacidad intelectual
De acuerdo a información oficial y datos que reveló la Unidad Departamental de Discapacidad, en todo el departamento de Tarija están registradas 8400 personas con alguna discapacidad intelectual, física o congénita, entre otras tipologías.
El Servicio Departamental de Salud (Sedes), refiere que la discapacidad intelectual implica una serie de limitaciones en las habilidades que la persona aprende para funcionar en su vida diaria y que le permiten responder ante distintas situaciones y lugares.
La jefa departamental de la Unidad de Discapacidad del Sedes, Mabel Murillo, explicó que la discapacidad intelectual es la que predomina en el departamento de Tarija, seguida de la física, y en último lugar la congénita.
“La discapacidad que más se encuentra es la de tipo intelectual, con las deficiencias que las producen, por problemas en el trabajo de parto, alteraciones prenatales que son prevenibles y la causas congénito genética”, puntualizó la funcionaria de salud.
Hay niños que nacen con esta discapacidad, pero otros también la adquieren a raíz de enfermedades, como también por accidentes de tránsito o caídas, quedando en esta condición.
Murillo considera que las personas con discapacidad están más informadas sobre sus beneficios, y por ello, regularizan su documentación de manera adecuada y en los tiempos establecidos para recibir los beneficios sociales que les corresponden.
Incremento
El presidente del Colegio Médico de Tarija, Jaime Márquez Cavero, aseveró que el número de personas con discapacidad incrementó a comparación de otros años, pero cree que esta situación es a raíz de la asistencia de los pacientes a los centros de valoración y de rehabilitación.
“La discapacidad puede ser por contaminación crónica, por ejemplo, el Pilcomayo está contaminado con restos de plomo, plata, cromo, mercurio, porque se está lavando otro por donde pasa este acuífero y eso causa a la larga problemas en las madres futuras”, dijo el médico.
Recordó que hace una semana llegó un niño de la provincia Gran Chaco que tenía anencefalia, es decir, que solo tenía la mitad del cerebro, por lo que están llegando personas con diversidad de enfermedades de esa zona por donde pasa dicho río.
“Por la accesibilidad de los centros están llegando los pacientes, pero varias enfermedades se pueden prevenir mediante las vacunas, por lo que es recomendable que los padres de familia tomen en cuenta estos aspectos”, acotó el profesional.
La técnica del Centro de Atención a la Persona con Discapacidad (CAID), Yersina Ramírez, indicó que incrementaron aproximadamente 600 personas que tienen algún tipo de discapacidad en el departamento.
“Estamos trabajando en mejorar las condiciones, para ello es necesario que las personas puedan asistir a los establecimientos de rehabilitación, caso contrario, no se puede tratar”, acotó la funcionaria.
Mal uso del carnet
El secretario de Desarrollo Humano de la Alcaldía tarijeña, Rodrigo Fuenzalida Cardona, observó que existen personas que utilizaban mal el carnet de discapacidad, con el fin de recibir algunos beneficios como ser la inamovilidad laboral.
“No había un control de las personas que tenían discapacidad, antes, hasta por un tema laboral conseguían un certificado y gozaban de inamovilidad laboral, dejando sin estos espacios a quienes realmente lo necesitan”, reveló el secretario.
El secretario aseveró que los beneficios sociales que son entregados por el Estado a las personas de este sector, como la dotación de alimentos, bonos económicos y viviendas, provocan que existan quienes busquen sacar rédito.
Esta figura consiste, según normativa, en las personas que gozan de “inamovilidad”, no pueden ser despedidas, trasladadas ni desmejoradas en sus condiciones de trabajo.
Por otro lado, considera que el número de personas con discapacidad en el municipio de la ciudad de Tarija como en toda la provincia Cercado están reduciendo, debido a los centros de rehabilitación que existen, donde se trata estas limitaciones intelectuales, físicas, congénitas, entre otras. (eP).

La nota
Discapacidad intelectual
La discapacidad intelectual se expresa en la relación con el entorno. Por tanto, depende tanto de la propia persona como de las barreras u obstáculos que tiene alrededor. Si logramos un entorno más fácil y accesible, las personas con discapacidad intelectual tendrán menos dificultades, y por ello, parecerá menor.
A las personas con discapacidad intelectual les cuesta más que a los demás aprender, comprender y comunicarse, generalmente es permanente, es decir, para toda la vida, y tiene un impacto importante en la vida de la misma como de su familia.
La discapacidad intelectual puede tener su origen en una amplia variedad de circunstancias médicas y ambientales. Algunas son genéticas. Algunas están presentes antes o en el momento de la concepción, y otras se producen durante el embarazo, durante el parto o después del nacimiento.
El factor común es que algo afecta el crecimiento y el desarrollo del cerebro. Incluso con los últimos avances en genética, en especial las técnicas de análisis de los cromosomas, a menudo no se puede identificar una causa específica de la discapacidad intelectual.

Apunte
Síntomas de la discapacidad intelectual
Algunos niños con discapacidad intelectual presentan anomalías evidentes al nacer o poco después. Dichas anomalías pueden ser físicas o neurológicas, e incluyen características faciales inhabituales, tamaño de la cabeza muy grande o muy pequeño, malformaciones en las manos o en los pies como otras anomalías diversas.
A veces estos niños tienen un aspecto normal, pero presentan otros signos de enfermedad grave, como convulsiones, letargo, vómitos, olor anómalo de la orina y trastornos en la alimentación y en el crecimiento normal.
Durante su primer año de vida, gran parte de los niños con discapacidad intelectual más grave tienen un desarrollo motor tardío y son lentos para rodar sobre sí mismos, sentarse y levantarse.