Colombia derrotó a Argentina en el debut

AGENCIAS

Un golazo de Roger Martínez y otro de Duvan Zapata catapultaron a Colombia a un triunfo por 2-0 el sábado sobre una Argentina que sembró todo tipo de dudas en su debut en la Copa América.

Ni siquiera los esfuerzos de Lionel Messi, que por momentos tuvo que dedicarse a bajar y recuperar balones, pudieron rescatar al equipo dirigido por Lionel Scaloni, que tuvo una breve reacción prometedora al inicio del segundo tiempo luego de una pobre primera parte.

En cambio, los dos jóvenes atacantes colombianos que entraron de recambio culminaron las opciones de gol que tuvieron para dejar a Colombia como líder del Grupo B.

Martínez anotó a los 71 minutos con un excepcional remate desde la frontal, proveniente un majestuoso servicio de James Rodríguez de más de 40 metros. El segundo, tras otra jugada descolgada por la izquierda y la anticipación de máximo goleador de la Serie A.

Pronto se vio que Colombia sabía a qué iba a jugar, mientras que Argentina vivía de la garra, la intuición y de anticipar al rival, muchas veces al límite. Con Messi tratando de dañar por la derecha, con Giovani Lo Celso como principal socio, Lionel se fue aburriendo hasta quedarse casi sin contacto con el cuero. Colaboró en la presión y mordió a William Tesillo y Davinson Sánchez, queriendo romper desde la banda. Pero nada.

Colombia, que se comprometió en hacer una presión coral y pegajosa, se quedó casi sin despeinarse con el control. Cayó lesionado Luis Muriel y entró Martínez. No se notó el cambio. Ambos estuvieron siempre predispuestos a todo. Por detrás, Wilmar Barrios ordenaba con sus piernas arqueadas, Juan Cuadrado vivía de su calidad, velocidad y polivalencia, James demostraba que su zurda también es de oro y Falcao que aún tiene cuerda para un buen rato.

Colombia, que de entrada vio cuando atacaba que Nicolás Otamendi iba a todo y podía con todos, entendió que combinando rápido y bien desarbolaba, y lo que en un momento fue control acabó convirtiéndose en finalización de jugadas. Roger, Falcao, Cuadrado y James lo intentaron, pero con empate a cero todos se fueron al descanso.

En la reanudación, cuando mejor estaba jugando Argentina, cuando daba la sensación de que el Kun Agüero se había enchufado en el choque, posiblemente influenciado por una mejor versión de Messi, James hizo un cambio de juego de muchos metros, de derecha a izquierda, que fue controlado de manera excepcional por Martínez, que sacando provecho de la acción fusiló desde la frontal a Armani, que estiró y tensó hasta el máximo todos los músculos de su cuerpo, pero no le dio para desviar la bola. 1-0.

Colombia retomó el pulso en el tramo final, y Zapata liquidó a los 86, apenas cinco minutos después de reemplazar a Falcao.