Argentina entrenó en Río en la previa del partido con Venezuela

85

AGENCIAS
Veintisiete grados centígrados y una humedad del 77% pusieron a prueba este martes el estado físico de los jugadores de la selección argentina en Río de Janeiro, donde este viernes se enfrentarán con Venezuela por los cuartos de final de la Copa América.
El cielo azul que descarta cualquier riesgo de lluvia sobre el estadio Maracaná acompañaron un entrenamiento a puertas cerradas de los dirigidos por Lionel Scaloni en la sede de club Fluminense.
Los matices del variado clima en Brasil y sus compromisos en la fase de grupos, que terminó el lunes con el cierre del Grupo C, llevaron a la Albiceleste desde el calor sofocante de Salvador, en noroeste del país, a un ambiente primaveral en Belo Horizonte, situada en el sudeste, y desde allí a la sureña ciudad de Porto Alegre, que afronta por estos tiempos un invierno moderado.
De nuevo al sudeste, en Río de Janeiro, los argentinos eligieron una sede de entrenamiento cercana a su hotel de concentración, pero alejada de los más frecuentados lugares turísticos de la ciudad como las playas de Leme, Copacabana, Ipanama y Leblón.
Decenas de aficionados aguardaron la noche del lunes la llegada a Río de Janeiro de la selección albiceleste, que solo en la tarde de este martes tomó contacto con la cancha y las instalaciones del Fluminense.
La delegación permanecerá en el mismo hotel hasta el próximo sábado, cuando ya habrá conocido su suerte en el torneo.
Tras vencer a Qatar el domingo por 2-0 en el cierre del Grupo B se espera que Scaloni comience a perfilar un equipo con dos novedades: los ingresos del central Germán Pezzella y Marcos Acuña por Juan Foyth y Giovani Lo Celso.
El once titular más probable se perfila con Franco Armani; Renzo Saravia, Germán Pezzella, Nicolás Otamendi, Nicolás Tagliafico; Rodrigo De Paul, Leandro Paredes, Marcos Acuña; Lionel Messi, Sergio Agüero y Lautaro Martínez.