Chile ya clasificado y con dudas se mide a un Uruguay que aún busca el cupo

54

AGENCIAS
La selección chilena, con su clasificación a cuartos de final de la Copa América ya garantizada y con algunas dudas en su alineación, se medirá en el estadio Maracaná de Río de Janeiro a un Uruguay que aún busca su cupo y que perdió por lesión a dos titulares.
El equipo dirigido por el técnico colombiano Reinaldo Rueda, que venció sus dos primeros compromisos por 4-0 a Japón y 2-1 a Ecuador, necesita de al menos un empate para terminar como primero en la clasificación del Grupo C.
El campeón de las dos últimas ediciones de la Copa América desembarcó en la noche del sábado en Río aún con dudas por la situación del delantero Alexis Sánchez, uno de sus principales jugadores y autor del gol de la victoria sobre Ecuador, que sufrió un esguince en el tobillo.
Pero los médicos también tienen que pronunciarse sobre la situación de Arturo Vidal, que arrastra problemas musculares desde que llegó a Brasil y no ha acabado ninguno de los dos partidos que la Roja ha jugado en el torneo.
Con el pase a cuartos garantizado es probable es que Rueda no arriesgue a ninguno de sus dos importantes futbolistas.
El técnico colombiano también tendrá que decidir si reserva a alguno de los cinco jugadores que tienen amarilla para evitar que una nueva amonestación, ante un adversario de juego duro como Uruguay, les impida jugar en cuartas. Los amonestados son, además de Vidal, Mauricio Isla, Jean Beausejour, Óscar Opazo y Gabriel Arias.
Además de mantener viva la esperanza de conquistar su tercera Copa América seguida, Chile intentará aumentar a ocho el número récord de partidos seguidos en que se mantiene invicto tras haber cosechado seis victorias y un empate en sus últimos compromisos.
Uruguay, por su parte, llegó el viernes a Río con una victoria por 4-0 sobre Ecuador y un decepcionante empate 2-2 frente a Japón en el equipaje y sin clasificación garantizada, pero puede avanzar incluso si pierde el lunes dependiendo de otros resultados.
El seleccionador uruguayo, Óscar Washington Tabárez, tendrá que escoger los sustitutos de dos de sus principales titulares y que sufrieron graves lesiones.
Uruguay, el mayor vencedor de la Copa América, con quince títulos, perdió inicialmente al centrocampista Matías Vecino, quien sufrió una lesión muscular; tuvo que despedirse del torneo y no pudo ser sustituido ya que el reglamento no lo permite.
A Vecino se le sumó el lateral izquierdo Diego Laxalt, que sufrió una lesión en el muslo derecho en el empate con Japón y los médicos le dieron una baja de entre 10 días y 2 semanas, por lo que fue mantenido en el equipo con la esperanza de que pueda ser usado en semifinales o final si los charrúas llegan a esa instancia.