Paraguay se juega el pase ante una Colombia sólida

AGENCIAS
La selección paraguaya está obligada a ganar para asegurar la clasificación a los cuartos de finales. Los cafeteros, que ya están en la siguiente ronda, tienen bajas importantes.
La selección de Paraguay saldrá este domingo (15:00) por la clasificación a los cuartos de final de la Copa América en uno de los partidos de clausura del Grupo B frente a una Colombia que fue la primera en sellar el boleto a la siguiente fase, pero que suma dos bajas relevantes en su nómina.
Los del argentino Eduardo Berizzo ocupan la segunda plaza con dos puntos, uno más que Catar y Argentina, los otros dos integrantes de la zona, por lo que conseguir un triunfo es imperioso para meterse en cuartos sin depender de resultados ajenos.
La Albirroja igualó 2-2 contra Catar en la primera jornada luego de ir arriba por dos goles y empató a uno contra la Albiceleste tras ir por 1-0 a favor.
El no haber podido mantener la ventaja en ambos encuentros es el dolor de cabeza de Berizzo, que llegó como seleccionador en febrero pasado y que tras seis partidos dirigidos entre amistosos y oficiales solo cuenta una victoria, ante Guatemala por 2-0 en el preparatorio del 9 de junio antes del debut en la Copa.
La selección paraguaya ha exhibido en Brasil un fútbol fiel a sus raíces por el pundonor y la mística, aunque todavía sin la consistencia que se requiere para ser protagonista del torneo.
Esto lo saben el entrenador y sus pupilos, que son conscientes tanto del proceso actual, con un equipo apenas en formación, como del ADN competitivo que corre por su sangre.
El combinado albirrojo afinó la mira en sus entrenamientos para disparar frente a Colombia los dardos que le entreguen el triunfo y el boleto para los cuartos de final.
Entre tanto, la selección Colombia apenas comienza a asimilar la baja temporal del portero David Ospina, quien el viernes por la noche viajó de urgencia a su natal Medellín para acompañar a su padre, que se encuentra en grave estado de salud.
Con la salida de Ospina ya son dos las bajas del combinado cafetero en la Copa América de Brasil, luego de la lesión de Luis Muriel contra Argentina en el partido inicial del Grupo B que lo sacó del certamen.
El portugués Carlos Queiroz, seleccionador de Colombia, cuenta entonces con 21 jugadores disponibles para enfrentarse a Paraguay y seguramente elegirá una formación plagada de emergentes porque ya están en sus alforjas la clasificación a los cuartos de final y el primer puesto del grupo.
Los colombianos regresaron a Salvador el jueves y se entrenaron con aparente normalidad, ya que además del asunto familiar de Ospina, se dice extraoficialmente que el capitán del equipo, Radamel Falcao García, arrastra molestias musculares.