Un hombre de 88 años intentó suicidarse

99

Roberto A. Barriga/Bolinfo/Tarija
(elPeriódico-junio 20/2019) Un hombre de 88 años fue internado en el hospital San Juan de Dios debido a que bebió veneno, ingirió herbicida y tuvo que ser trasladado de emergencia para su atención, no se especificaron las causas por las que habría intentado acabar con su vida; sin embargo, sospechan que sufre de una fuerte depresión.
El director de la Unidad de Relaciones Públicas del Comando Departamental de la Policía, teniente José Yaniquez, informó que aproximadamente a las 15:30 del pasado martes, el yerno del señor que ingirió veneno fue hasta oficinas policiales para informar que su suegro habría necesitaba ayuda “urgente”.
Personal de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) fue hasta la vivienda del hombre y logró llevarlo hasta el hospital San Juan de Dios.
La médica de turno Daniela Torrico Jurado, le diagnosticó intoxicación por herbicida.
Depresión
Los síntomas que forman parte de la depresión pueden deberse a una serie de afectaciones de índole orgánica, según el médico especialista, Daniel M. Campagne.
Es común que, durante este periodo vital, el adulto mayor experimente algunas circunstancias conocidas como acontecimientos vitales estresantes. Estos hacen referencia a los sucesos relevantes en la vida de una persona, los que producen estrés y, en la mayoría de las ocasiones, necesidad de readaptación, pérdida de seres queridos (cónyuge, familiares o amigos), falta de apoyo social, lesión o enfermedad personal, jubilación, entre otros.

El especialista indicó que, los acontecimientos vitales estresantes que más provocan depresión en el adulto mayor son aquellos que suceden de manera brusca, los que no son controlables, que resultan amenazantes, los acontecimientos que transcurren de manera repetida y los que aparecen de manera conjunta o “en racimo” añadió.
En definitiva, la etapa del envejecimiento se ve influida irremediablemente por la sucesión de pérdidas y sus consecuentes duelos.
No se trata únicamente de la pérdida de personas, sino también de la pérdida de capacidades, de ocupación e, incluso, la pérdida de uno mismo a la hora de afrontar la propia muerte.
Es importante destacar que envejecimiento no es sinónimo de depresión, la personalidad del adulto mayor se va a ver determinada por los rasgos previos. Estos pueden acentuarse debido a diversas circunstancias ocurridas en esta etapa, dependiendo siempre de la capacidad de afrontamiento de cada persona.

El dato
• Es importante que las personas mayores realicen actividades al aire libre.