Brasil no puede ni con Venezuela ni con el VAR

81

AGENCIAS
La Selección de Venezuela consiguió este martes un valioso empate sin goles en Salvador que le mantiene vivo en la Copa América y deja en un mar de dudas a una Brasil pobre, sin mordiente y que vio cómo el VAR le anulaba tres goles.
Tampoco tuvo la dosis de suerte necesaria. La hinchada brasileña celebró un gol de Firmino, otro de Gabriel Jesús y uno final de Coutinho, pero el VAR los terminó anulando por falta previa el primero y fuera de juego los otros dos.
Sobre el césped se cumplió el guion esperado: Brasil como claro dominador y Venezuela a la espera de un contragolpe mortífero.
Los dueños de casa salieron envalentonados en busca del gol. La entrada de Arthur, que volvía a la titularidad, parecía que daba al equipo una marcha de velocidad más, pero ese ímpetu no se transformó en goles.
Los dirigidos por Tite abusaron de los centros laterales hacia ninguna parte y de un juego muy mascado, sin ritmo, que permitió a los venezolanos desbaratar cualquier aventura individual.
La emoción inicial se diluyó en un abrir y cerrar de ojos y el partido se fue pareciendo cada vez más al primero contra Bolivia.
Venezuela no renunció por completo al ataque y aprovechó los espacios que dejaban atrás Daniel Alves y Filipe Luis para lanzar a sus dos balas: Darwín Machís y Jhon Murillo.
La pizarra de Dudamel funcionó, aguantó todo el primer tiempo, y sus dos extremos aprovecharon la espalda de los laterales de Brasil para meter miedo a la anfitriona.
Brasil seguía encasquillada. Dominaba con diez hombres en campo contrario, pero era un dominio inútil.
Luego el árbitro chileno Julio Bascuñán anuló un gol a Firmino por falta previa del delantero del Liverpool.
Cuando se decretó el final de los primeros 45 minutos, la hinchada local se dividió entre aplausos y abucheos.
A Tite tampoco le gustó lo que vio y dio entrada a Gabriel Jesús y Fernandinho, por Richarlison y Casemiro, respectivamente.
La hinchada celebró aún el gol del delantero del Manchester City, pero el árbitro lo anuló después de que el VAR le avisara que Firmino había participado en la jugada y estaba en fuera de juego.
Coutinho marcó en el minuto 88, pero de nuevo, Bascuñán lo anularía por fuera de juego de Firmino. Hoy no fue el día, el VAR lo vio todo y Brasil estuvo ciega.