Una nueva ilusión en marcha en el torneo más antiguo del planeta

66

SAN PABLO, 13 JUN
Sin Neymar, su gran figura, Brasil enfrentará mañana a Bolivia en San Pablo poniendo en marcha una nueva edición de la Copa América, que este año no tiene un claro favorito al título.
La «canarinha» de Tite es candidata al menos entre los apostadores a pesar de la ausencia del astro del París Saint-Germain, que se lesionó en un amistoso de preparación con Qatar y enfrenta una grave denuncia por violación.
Neymar declaraba hoy sobre los hechos denunciados por la modelo brasileña Najira Trinidade ante la policía de San Pablo, ciudad que amaneció rodeada de estrictas medidas de seguridad por la presencia del delantero.
Decenas de simpatizantes y periodistas intentaron acercarse a él cuando arribó a la Delegación de Defensa de la Mujer, sobrevolada por al menos dos helicópteros poco después de las 15 horas (18 GMT).
El caso estalló cuando la selección «verdeamarela» se preparaba para iniciar su camino en la quinta edición de la Copa América organizada por Brasil, que en las cuatro anteriores terminó alzando el trofeo.
Habrá que ver si esta vez se repite lo sucedido en la primera que organizó, hace ya un siglo y que ganó venciendo a Uruguay en la final, tras lo cual volvió a festejar en 1922 y en 1949 (ante Paraguay) y en 1989, cuando la «Celeste» fue subcampeona.
Uruguay finalizó a espaldas de la «canarinha» en aquella última edición disputada en suelo brasileño en la que el título se definió con un sistema que preveía una fase final a la que se clasificaban los primeros dos de cada uno de los dos grupos.
Brasil integrará el Grupo A junto con Bolivia, Venezuela y Perú, que chocarán entre sí en Porto Alegre el sábado, cuando además abrirán el fuego en el Grupo B las también favoritas Argentina y Colombia.
La «albiceleste» llega en pleno proceso de recambio al mando de Lionel Scaloni y con Lionel Messi como su máxima carta de triunfo y figura de esta Copa en la que buscará conquistar su primer título con la selección mayor de su país.
La presencia y el deseo de ganar del astro del Barcelona, secundado por algunos «sobrevivientes» del ciclo anterior como el goleador Sergio Agüero, entre otros, es la que convierte a Argentina en candidata aunque no festeja desde 1993, en Ecuador.
Campeona por única vez en 2001, cuando organizó el torneo, Colombia es entrenada hoy por el portugués Carlos Queiroz y cuenta con jugadores de experiencia como James Rodríguez, recientemente desvinculado de Bayern Munich, o Duván Zapata, revelación del «Calcio» con Atalanta.
La «cafetera» fue dada como favorita al título por un estudio realizado por el Centro de Investigación en Economía y Finanzas de la Universidad Icesi de Cali, según el cual derrotará en la final del torneo a Argentina.
Por el momento, lo único cierto es que ambas chocarán en el estreno en el choque más atractivo de una primera fecha que para el domingo contempla los duelos entre Paraguay y Qatar, también por el Grupo B y el que animarán Ecuador y Uruguay, por el C.
La «albirroja» es entrenada por Eduardo Berizzo (uno de los tres argentinos presentes junto con Scaloni y Ricardo Gareca, DT de Perú) y arranca como favorita ante la selección del emirato, invitada al torneo por ser anfitriona del Mundial 2022.
Uruguay, al mando del eterno Oscar Tabárez, llega también como candidato al título en un certamen que lo tiene como el seleccionado más laureado de la historia con 15 coronas, una más que Argentina.
Con los goleadores Luis Suárez, compañero de Messi en Barcelona, y Edinson Cavani, compañero de Neymar en PSG, Uruguay apuesta a recuperar la corona que alzó en la primera edición en 1916 en Argentina, donde también sumó la última, en 2011.
El primer rival del combinado «charrúa» será el Ecuador comandado por Hernán Darío Gómez, uno de los dos entrenadores colombianos presentes en esta Copa América junto con Reinaldo Rueda.
Este último estará al frente de la selección de Chile, que defiende el título que alzó por primera vez en su historia en 2015, como anfitrión, y que repitió un año después en la edición del Centenario disputada en suelo estadounidense.
La «Roja», con algunos históricos como Gary Medel, Arturo Vidal, Alexis Sánchez y Mauricio Isla, cerrará la primera jornada en el Grupo C frente a Japón, que participa por segunda vez como invitado en el certamen.
La primera había sido en Paraguay en 1999, cuando sólo cosechó un empate con Bolivia (no superó la fase de grupos) en una edición que terminaría consagrando campeón a Brasil, los dos equipos que mañana pondrán a rodar la pelota en San Pablo, convulsionada hoy por el arribo de Neymar, pero en relación con la denuncia presentada en su contra.