RODRIGO Y LA BRÚJULA PERDIDA

3

Cuando un alcalde como Rodrigo Paz se dedica a tratar de desmerecer a un medio, en este caso “el Periódico”, por lo que informa, es cuando más refleja su carencia total de argumentos frente a la incapacidad por administrar adecuadamente una ciudad como Tarija. Solo trata de distraer la atención de la gente para seguir “usando” sus recursos como quiere. Cortinas de humo que no le funcionan porque al final… ¿ quién le cree a Rodrigo Paz?.

El alcalde pierde el tiempo a propósito en vez de dedicarse a atender las reales necesidades de la gente, hace que sus “vasallos”, marchen obligados y hasta “ataquen” obligados por las redes sociales, a eso le llamamos la perdida total de rumbo y de códigos, si es que alguna vez los tuvo, porque también estamos averiguando qué pasó un jueves cercano al carnaval y si lo confirmamos, se caerán muchas caretas… y las consecuencias serían más que graves. Paciencia. Mientras, por responsabilidad, nos reservamos cualquier dato más.

Paz no es capaz de decir con certeza qué pasa en la alcaldía con algún proyecto u obra observada, quien sale siempre es uno de sus secretarios mostrando que el alcalde no sabe nada de lo que pasa en la institución, así de vergonzoso es y cuando habla Rodrigo Paz lo complica más, así es como ya lo contradijo Alvaro Orozco por las millonarias micro plantas de tratamiento, lo contradijo Rodrigo Ichazo por la banderas de Bs. 50 mil para el mástil millonario, antes lo contradijo el ex gerente de Emat, Rolando Ruiz por el botadero de basura y hasta su secretario ejecutivo Diego Avila dio información distinta a la de Paz, quien ha perdido la brújula de su gestión y no la encuentra. Así no se puede tomar en serio la gestión municipal que sigue embriagada por la danza de millones en cada licitación u obra que decide encarar.

Ya sentimos vergüenza ajena cuando nos referimos a cómo se maneja el municipio, no existe norte, Rodrigo Paz lo perdió en alguna fiesta muy alegre que tuvo consecuencias nefastas después, al parecer. Solo importan las licitaciones millonarias aunque sea prestándose plata a nombre de los tarijeños y endeudamos por décadas.

Rodrigo Paz instruye a “sus empleados” distraer a la gente  atacando a “el Periódico”, para seguir haciendo de las suyas, cuando debería explicarnos del mástil millonario, las banderas para el mástil, “ciudad inteligente”, la compra de las luminarias led, las micro plantas, el puente millonario 4 de julio, la dudosa compra de asfalto, el micro asfaltado de las calles, el botadero de basura, el muro del botadero, los créditos en los que complicó a los concejales, los pozos de agua sin agua…. etc, etc, etc…. el descaro no tiene nombre o tal vez tiene y Ud. lo sabe. Pero finalmente, ¿ quién le cree a Rodrigo Paz?.