El alcalde de San Lorenzo, Miguel Ávila Navajas.

Gabriel Morales/Bolinfo/Tarija

(elPeriódico-junio 12/2019) El Gobierno Departamental de Tarija recibió en septiembre del año 2018 una denuncia de los comunarios de Erquis Oropeza, con referencia a la planta procesadora de áridos que funciona en el municipio de San Lorenzo.

La razón del reclamo realizado por los comunarios era principalmente la contaminación colateral de los trabajos en la planta, que supuestamente estaría afectando al río Erquis, próximo al lugar de emplazamiento de la misma.

Inmediatamente la Gobernación actúa, realizaron una inspección ocular en el lugar y posteriormente,  solicitaron la información de soporte jurídico que avale la legitimidad del proceso de explotación de áridos que debía proveer el Gobierno Municipal de San Lorenzo.

En consecuencia, el ente ejecutivo departamental mandó dos notas a la Alcaldía del municipio en cuestión, para tomar conocimiento de la documentación correspondiente, pero ante la falta de una respuesta oficial, procedió a dar inicio a un proceso administrativo que establecía la suspensión de los trabajos realizados en la planta procesadora.

“No nos hicieron llegar ninguna documentación sobre la explotación de áridos, no tenían licencia ambiental es por eso que  hemos actuado”, declaró el secretario de Medio Ambiente y Recursos Hídricos de la Gobernación de Tarija, Pablo Aviléz Pérez.

Sobre esa base, Aviléz explicó que anteriormente se había comunicado al alcalde de San Lorenzo, Miguel Ávila Navajas,  que debía actualizar la documentación ambiental de respaldo para este tipo de actividades,  pero “se actuó de mala fe”.

“Lo que ellos tenían que presentar es un manifiesto ambiental para realizar los trámites correspondientes, nos hicieron llegar un trámite de adecuación,  lo que no era válido”, acotó el secretario de la Gobernación.

El secretario de Medio Ambiente de la Gobernación, Pablo Aviléz Pérez.

La Unidad Jurídica de la Secretaría de Medio Ambiente  de la Gobernación trabajó en una resolución que, además de disponer la paralización de los trabajos de la planta procesadora de áridos, conmina al Gobierno Municipal de San Lorenzo a pagar una multa de Bs 42.399, según establece la normativa vigente.

“La resolución contempla la suspensión de los trabajos que se venían realizando, ahora debemos coordinar con la fuerza pública para tomar acciones y secuestrar todos los equipos que se tienen en la planta”, acotó el secretario.

Según el criterio del secretario, lejos de facilitar el trabajo de supervisión de la Gobernación, la Alcaldía de San Lorenzo estaría explotando áridos del río Erquis “de una forma ilegal”.

El proceso de explotación de recursos naturales, acarrea una serie de efectos colaterales para el medio ambiente, como la alteración del orden en un ecosistema normalmente es irreversible, aunque existen conductos regulares para realizar estos trabajos, siempre y cuando se haga “responsablemente”.

El alcalde del municipio de San Lorenzo, Miguel Ávila Navajas, desvirtuó las afirmaciones del secretario Aviléz, aseverando que la planta procesadora de áridos sí cuenta con la licencia ambiental.

En esa línea, el edil apuntó al comunario de Erquis Oropeza,  Vladimir Ríos,  quien hizo efectivo el reclamo sobre las irregularidades que presenta dicho establecimiento, tildándolo de “funcional” a la Gobernación de Tarija.

“No existe ningún tipo de contaminación, por el amor de Dios, estamos a cinco kilómetros de Tomatitas en un área autorizada por una ley, nuestra planta cuenta con un plan de manejo de áridos aprobado por el Concejo Municipal”, declaró en su defensa el alcalde mendeño.

Lo que llamó la atención de Ávila, es la “campaña” encabezada por el secretario de Medio Ambiente de la Gobernación.

El ejecutivo municipal aseguró que Aviléz “arbitrariamente” ha dispuesto el cierre de la planta procesadora.

El proceso administrativo seguido por la Gobernación está en etapa de apelación, por lo que la Alcaldía de San Lorenzo aseguró recurrir a un recurso jerárquico ante el Ministerio de Medio Ambiente, una vez finalizada la causa.

“Vamos a repetir penalmente por el daño económico ocasionado a San Lorenzo con la paralización de su principal fábrica y este señor –Aviléz- tendrá que devolver peso por peso, día por día, el costo de la paralización”, advirtió el alcalde.

En promedio, la planta procesadora de áridos de San Lorenzo genera Bs 350.000 en utilidades mensualmente, dependiendo de la temporada, debido a que a lo largo del año hay épocas en las que no extraen áridos por las características climatológicas.

“El secretario –Avilez- le permitía a la empresa Erika tener un funcionamiento ilegal, al yerno del exalcalde –de Tarija- Óscar Montes le aprobaba un plan de manejo y una licencia ambiental, ¿qué había ahí? porque a la entidad pública no le quiere aprobar”, cuestionó el alcalde de San Lorenzo.

El Gobierno Municipal de San Lorenzo está a la espera de la notificación del recurso de apelación presentado, aunque alega que el órgano ejecutivo departamental es “juez y parte” en el proceso administrativo que ha desembocado en la suspensión de actividades de la planta procesadora de áridos.

Deuda

En el marco de los convenios inter gubernativos firmados bajo la Ley 206 de carácter departamental, la Gobernación de Tarija adeuda más de Bs 48 millones al municipio de San Lorenzo, que deberían ser transferidos para la ejecución de proyectos concurrentes, declaró el alcalde mendeño.

“Para congraciarse con la provincia donde no hace obras, el gobernador –Adrián Oliva- va y firma convenios concurrentes, pero al otro día ya los quiere borrar con el codo, no paga,  no estamos reclamando de la gestión de Lino Condori,  sino del actual gobernador”, criticó.

Los convenios firmados por el gobernador Adrián Oliva Alcázar, que además son ratificados por la Asamblea Legislativa Departamental de Tarija tienen una cláusula que establece que los gobiernos municipales pueden debitar recursos de la cuenta corriente de la Gobernación, en caso de incumplirse los términos acordados, según la citada Ley 206.

“Hay muchas obras paralizadas, como colegios, hay un sistema de alcantarillado, incluso la pavimentación de Corana Sur, Bordo Mollar, Rancho Norte y Sud, que en su momento fueron autorizadas por el gobernador”, enfatizó el alcalde.

El ejecutivo municipal de San Lorenzo apeló al “sentido común” para entablar el diálogo entre los gobernantes para concertar la priorización de las inversiones, aunque consideró que ya es “algo tarde” para ello.

“El débito automático no solo se da en Tarija, se da en todo Bolivia, es un mecanismo legal para lograr el cumplimiento de compromisos legalmente asumidos, ¿para qué firman convenios que no se va a cumplir?, cuestionó. (eP).

La planta procesadora de áridos, ubicada en la provincia Méndez.

elAPUNTE

Denuncian “guerra sucia” de la Gobernación

El alcalde del municipio de San Lorenzo, Miguel Ávila Navajas acusó a funcionarios de la Gobernación del departamento de Tarija de “atacarlo mediáticamente” para perjudicar su gestión.

“Hemos sacado a empresarios que explotaban ilegalmente estos ríos y que se han visto afectados económicamente con el funcionamiento de una planta pública”, aseguró.

En esa línea, el edil observó un trasfondo político en las denuncias realizadas en contra del Gobierno Municipal de San Lorenzo.

“Hay una clarísima intencionalidad política inscrita dentro de la guerra que ha declarado la Gobernación a las provincias y a las alcaldías, todos los días, en ciertos medios de comunicación atacan a los alcaldes”, refirió el ejecutivo, en referencia a las denuncias que salieron en este medio de comunicación.

losDATOS

  • La explotación de áridos en San Lorenzo genera Bs 350 mil al mes.
  • El proceso administrativo seguido por la Gobernación se encuentra en  apelación.
  • La Gobernación adeuda Bs 48 millones al municipio de San Lorenzo, según informó la Alcaldía.