Reunión realizada entre representantes del transporte sindicalizado, la ABC y la Gobernación.

Omar Garzón/Bolinfo/Tarija

(elPeriódico, junio 7/2019) La presión del sector del transporte y de la Gobernación de Tarija, hicieron que los representantes  de la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC),  aceptaran finamente firmar ayer un acuerdo para hacerse cargo del mantenimiento del   tramo de la variante Canaletas – Entre Ríos.

El encuentro fue realizado ayer en las instalaciones de la Federación Departamental del Autotransporte 15 de Abril. 

Este tramo pasaría a ser parte de la red vial fundamental y ya no de competencia de la Gobernación, aunque, previamente, la institución departamental debe realizar  un informe técnico de la obra. Este traspaso solo podrá consolidarse  con la promulgación  de una ley nacional.

La dirigencia del transporte sindicalizado  aplaudió la decisión y suspendió todas las medidas de presión anunciadas.

Los representantes de las partes afectadas, anunciaron una nueva reunión para el 13 de junio, con el fin de ver los avances  en cuanto a lo acordado.

Los representantes del sector del transporte sindicalizado,  técnicos de la ABC y de la Gobernación, discutieron toda la mañana del jueves  sobre el citado tramo carretero, pero al final “salió humo blanco”.

“El tramo pasará a ser parte de la red vial fundamental, para eso necesitamos una ley nacional, un análisis de los problemas que tiene la variante, necesitamos tener un informe técnico financiero y sobre esa base, analizaremos”, dijo el presidente de la ABC, Vladimir Sánchez Escobar.

El secretario de Gestión Institucional de la Gobernación tarijeña, Rubén Ardaya Salinas, se comprometió a entregar toda la documentación requerida.

La dirigencia del transporte espera el cumplimiento de ambas instituciones en este acuerdo.

“La ABC tiene la voluntad de recibir el tramo y la Gobernación de entregarlo”, resaltó tras el encuentro, el ejecutivo de  la Federación Departamental del Autotransporte 15 de Abril,   Damián Castillo Villarrubia.

La variante Canaletas-Entre Ríos fue construida por el Gobierno Departamental, misma que es parte de la carretera al Gran Chaco; sin embargo, el Gobierno reconoce legalmente al antiguo tramo, por ende el mantenimiento no lo realizaba la ABC, sino el Servicio Departamental de Caminos (Sedeca), dependiente de la Gobernación.

La Gobernación pidió hacer la transferencia de este tramo a la ABC, al ser parte de una ruta vial fundamental que sería competencia del Gobierno Nacional. En medio de toda esta pugna legal, el tramo quedó descuidado y por momentos intransitable.   (eP).