Méndez en su audiencia cautelar. Foto captura de pantalla Detrás de la Verdad.

ERBOL

La modelo Adriana Méndez justificó ante una juez que su único delito fue salir con Pedro Montenegro y, si se estaba escondiendo, era porque estaba casado. La también reina de belleza está imputada por encubrimiento al narcotraficante.

“El único delito que tuve señora -dijo a la juez- fue estar saliendo con Pedro Montenegro. Ese fue mi único delito y lo peor de todo después enterarme, hace poco tiempo, que era casado y seguir con él. Ese es mi único delito”, manifestó la modela en la audiencia de medidas cautelares, según difundió Detrás de la Verdad.

La modelo aseguró que no sabía de las “ganancias ilícitas” del ahora detenido en la cárcel de Palmasola. Dijo que uno no decide a quien conoce a diario y menos con quien pretende enamorar.

Méndez fue implicada por llamadas y coincidencia de viaje con Montenegro. La Policía sostuvo que Méndez se hospedó en el mismo hotel que el narcotraficante en Cartagena, Colombia y que además tenían contactos telefónicos.

En la investigacion, la Policía también observó el “tren de vida” de la modelo que no correspondería con sus ingresos. Se le endilgó la propiedad de tres vehículos y compras de electrodomésticos fuera de lo común para un departamento.

En la audiencia, Méndez aseveró que alquilaba el departamento y que sólo tiene un vehículo que paga por un año y cinco meses. Dijo que no había prueba para detenerla.

Al final de la audiencia, se le dictó detención domiciliaria con 100 mil bolivianos de fianza. Está imputada por los delitos de Encubrimiento, Asociación Delictuosa y Confabulación.

Señaló que se siente dañada porque en su trabajo como modelo le ha costado llegar a dónde está, para que “de la noche a la mañana” se destruya toda su labor.