¿ 55%+45%?….TIEMPO DE PONER TODO EN SU LUGAR

174

En algún momento la coherencia debe imponerse por encima de la manipulación política, es tiempo de que se actúe de buena fe buscando hacer siempre lo justo, no importa que existan leyes que respalden ciertas situaciones, lo legal no es exactamente lo justo, las leyes se modifican o anulan por un bien mayor. Mientras eso no suceda seguiremos teniendo un Departamento dividido y con brechas que se hacen cada vez más profundas. Solo el equilibrio puede garantizar paz y tranquilidad entre quienes somos hermanos, los pueblos son sabios y nobles, los políticos son los que con su discurso ambicioso tergiversan y confunden su visión, llevándolos a asumir posiciones inconvenientes.

Es posible que ante la disputa por una redistribución de regalías en Tarija, se escuchen voces que cuestionan el porqué el Chaco aún tiene asambleístas departamentales si cuando necesita se escuda en su autonomía regional, hasta preguntando porqué los chaqueños tienen que elegir a un gobernador que casi no reconocen, también dirán que si recibe de manera directa el 45% de las regalías de lo que se produce en cualquier punto del territorio departamental, ya no se utilicen recursos del 55% restante en esa región cuando tiene mucho en desmedro de otras que también son productoras.

No sacamos cara por Arce ni O’Connor, lo hacemos solo para que se imponga un principio de equidad y equilibrio que rija para todos. Hasta ahora no escuchamos a nadie que critique ni quiera tomar un centavo del 45% de regalías de lo que se produce en el Chaco, lo que se propone es que ese principio se aplique a las provincias que tengan o lleguen a tener la misma situación que el Gran Chaco, ni más ni menos. Sin duda que lo que sucede en Tarija es sui generis e impensable en otros Departamentos, a pesar de que el modelo centralista nacional se reprodujo en las regiones con iguales resultados… postergación, olvido y pobreza para las víctimas del centralismo.

Es urgente poner coto a lo que está pasando, lastimosamente los políticos no son los que lo harán, ya que más bien sacan partido de momentos así en plena época electoral, dejando que las provincias se desangren irremediablemente.