Los 11 proyectos de industrialización por los que apuesta Bolivia

La planta de urea que opera en el municipio de Entre Ríos en el departamento de Cochabamba.

Redacción Central/Bolinfo/Tarija

(ePeriódico-abril 29/2019) Uno de los principales soportes de la actual gestión del Gobierno Nacional es la industrialización de los hidrocarburos con miras a la denominada Agenda 2025, por lo menos, eso argumentan en los discursos el presidente, Evo Morales Ayma, como los ministros.

Los gobernantes han relacionado directamente los hidrocarburos como un sinónimo de desarrollo, ligando así proyectos de industrialización.

El ministro de Economía y Finanzas, Luis Arce Catacora, en una anterior entrevista con elPeriódico, indicaba que uno de los pilares de la economía boliviana se fundamentaba en que el país no solo es exportador de recursos naturales, sino que también pasó al bando de los industrializadores.

Según Arce, el modelo económico actual consiste en fortalecer el mercado interno, especialmente con la industrialización.

“¿Qué hacemos con el gas? Fabricamos urea, ahora entenderán por qué industrializamos el gas, y vamos a vender… esa es la estrategia, están en marcha otros proyectos industrializadores”, es una de las explicaciones de Arce, al referirse que ni siquiera una caída de los contratos de exportación, provocaría una crisis, si se mantiene este modelo.

Arce recalcó que la economía boliviana es diversificada, siendo ese el eje de este modelo económico.

Pero cuáles son los proyectos que tiene el Gobierno Nacional de industrialización de los hidrocarburos, que puedan sostener la economía como refiere el ministro Arce.

A continuación, hacemos un repaso a los proyectos existentes.

Los proyectos de industrialización se encuentran a cargo de la Empresa Boliviana de Industrialización de Hidrocarburos (EBIH) por un lado,  y por el otro con la estatal petrolera, Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB).

Los principales proyectos de la EBIH son los siguientes: Planta de tuberías y accesorios para gas natural de la ciudad de El Alto, implementación de la planta Petrocasas de Caracollo-Oruro, el complejo petroquímico del metanol, la planta de producción de PVC, la planta de producción de aromáticos, la planta de óxido de etileno–glicoles, la planta de producción de cloro–soda y la planta de producción de acrílicos.

Las plantas de separación de líquidos de Río Grande en el departamento de Santa Cruz y Gran Chaco en Tarija, según la explicación de la Fundación Jubileo, no son proyectos de industrialización, porque en ellas son realizados procesos que separan los licuables valiosos de la corriente del gas antes de su exportación hacia Argentina y Brasil.

“Por lo tanto, solo se separan elementos químicos sin darle valor agregado”, aclara la Fundación Jubileo en un documento de investigación sobre el proceso de industrialización en Bolivia.

En tanto, la estatal petrolera Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), encara tres proyectos importantes de industrialización, uno de ellos en el departamento de Tarija.

La planta de urea, las plantas de propileno-polipropileno y el gas natural licuado (GNL).

A continuación, desglosamos los principales proyectos de YPFB.

El polipropileno es uno de los productos petroquímicos de mayor uso en el mundo por diversas aplicaciones industriales, especialmente para los plásticos.

Planta de urea

La construcción de la planta de amoniaco-urea, a cargo de la empresa coreana Samsung,  inició en noviembre de 2012 y fue concluida en 2017. Está ubicada en el municipio de Entre Ríos del departamento de Cochabamba.

A partir del amoniaco, además de la urea, es posible producir una gama de fertilizantes y productos como el nitrato de amonio, bifosfato diamónico, sulfato de amonio y otros que requieren fosfatos como sales de azufre.

De acuerdo con información de YPFB, de la urea producida en esta planta, 80% se destinará a la exportación y 20% restante al mercado interno con la finalidad de mejorar la producción como el rendimiento agrícola en Bolivia, contribuyendo a la seguridad alimentaria, disminución de costos de producción agrícola más agropecuaria, ingreso al mercado mundial de fertilizantes, generación de divisas, generación de empleos a partir de mejoras en la agroindustria.

De acuerdo con datos de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), existiría un déficit en el Cono Sur de 2,2 millones de toneladas métricas (MMTM) de urea anualmente.

Dicha demanda insatisfecha estaría siendo cubierta por importaciones realizadas de Rusia y Ucrania principalmente, por lo que la producción de urea boliviana apunta a satisfacer  dicho mercado.

Plantas de propileno-polipropileno y etileno-polietileno

La planta de propileno-polipropileno, ubicada en la provincia Gran Chaco del departamento de Tarija, tiene como objetivo la transformación del propano en polipropileno.

El polipropileno es uno de los productos petroquímicos de mayor uso en el mundo por diversas aplicaciones industriales.

Se emplea en la fabricación de fibras, películas, utensilios plásticos, envases, revestimientos, muebles, autopartes, juguetes, empaques médicos, empaques industriales, rafia, aditivo en aglomerantes, barnices, recubrimientos aislantes, entre otros.

Los nuevos complejos de producción de plásticos producirían, según las estimaciones de YPFB, de  600.000 toneladas métricas anuales de polietilenos y otras 200.000 toneladas métricas anuales de propileno, a partir del procesamiento de las materias primas, como el etano o el propano a ser obtenidos de la planta de separación de líquidos Gran Chaco, que es construida en Yacuiba.

El inicio de operaciones de la planta de propileno polipropileno que estaba previsto para el 2017, fue retrasado para el año 2021.

Gas natural licuado (GNL)

En este proyecto, el gas natural es sometido a bajas temperaturas hasta reducir en 600 veces su volumen y es convertido a líquido (GNL) para ser transportado, en cisternas especiales, a diferentes poblaciones alejadas del país; sobre todo aquellas zonas fronterizas donde el contrabando de combustibles no ha podido ser controlado.

Una vez que las cisternas llegan a estos lugares se procede a la reconversión del gas natural para que vuelva a su estado gaseoso e inicia su distribución a través de redes de gas para los sectores domiciliario, industrial, comercial y vehicular, entre los principales.

La planta de gas natural licuado tiene el fin de producir  210 toneladas métricas día y se encuentra ubicada en Río Grande, en el departamento de Santa Cruz.

El predio asignado para su construcción es el lugar donde opera la planta de absorción y de inyección de YPFB Andina, y la planta de separación de líquidos de Río Grande. (eP).

elApunte

Desafíos de la industrialización

La Fundación Jubileo  en base a un estudio de los proyectos de industrialización de los hidrocarburos del país, hace un análisis y propuestas referentes a este proceso.

Para Jubileo es “imperante la exploración y descubrimiento de un megacampo que compense las curvas de declinación que actualmente experimentan San Alberto, próximamente Sábalo y Margarita, como una política de reposición de reservas que garantice, a largo plazo, los proyectos de industrialización.

Esta organización refiere que dados los proyectos de industrialización, debe tomarse mayor control y cautela de la inserción del mercado interno a la matriz del gas natural.

Una vez implementados los proyectos, los analistas en hidrocarburos refieren que se requiere una mayor transparencia en contratos, en costos, en precios de venta, en volúmenes y demás que permitan validar el “impacto positivo” en la economía boliviana, como asegura el Gobierno Nacional.

Los informes de estos proyectos no son accesibles al ciudadano común, lo que derivó en las principales críticas.

La planta de producción de tuberías de gas en la ciudad de El Alto, industria a cargo de la EBIH.

Los datos

El complejo petroquímico para la producción de etileno y polietileno en el departamento de Tarija, tiene prevista  una producción anual aproximada de 600.000 toneladas métricas de polietilenos de diferentes calidades y características, con un consumo estimado de etano de 756.000 toneladas año, según estimaciones de YPFB.

La cadena de valor del etano es extensa dando lugar a la obtención de una gran variedad de productos plásticos de múltiples aplicaciones y usos en diversos sectores de la economía.

La planta de Gas Natural Licuado (GNL) producirá 210 toneladas métricas día y se encuentra ubicada en Río Grande, en el departamento de Santa Cruz.