Oriente cambió la historia en cuatro minutos ante Sport Boys

267

AGENCIAS

En cuatro minutos Alexis Ribera cambió el partido y salvó a Oriente de una derrota ante Sport Boys, en el Tahuichi. El volante ofensivo hizo la asistencia para el empate de José Alfredo Castillo y después sacó un derechazo desde uno 20 metros para anotar el 2-1 definitivo. El Toro lo ganaba con un tanto de Luciano Nieto, de penal. Con el triunfo, el refinero, 31 puntos, es séptimo en el Apertura, mientras que los warneños (16) son duodécimos.

De entrada, Oriente sentó su dominio mostrando mucha presión en la recuperación del balón y siendo agresivo con el balón en su poder, pero faltó lo más importante, efectividad, porque chances tuvo varias en los primeros 45 minutos.

Esta vez, el técnico Mauricio Soria apostó por la dupla de ataque Sperduti-Ruiz, por lo que dejó en el banco de suplentes a José Alfredo Castillo, el goleador del equipo albiverde que venía de jugar un partido intenso ante Wilstermann el domingo en Cochabamba.

Ruiz tuvo la primera chance a los 5 minutos, pero el cabezazo del costarricense salió a algunos centímetros del palo derecho del arquero Arancibia. El centro fue de Sperduti, que luego no pudo anotar con un disparo cruzado de derecha que también pasó cerca del palo derecho.

Oriente bajó un poco la intensidad y el Toro lo aprovechó para tener el balón más tiempo, aunque sus mejores llegadas se dieron de contragolpe gracias a la velocidad de Rojas, que tras una corrida por derecha envió un centro que Quiñónez no pudo contener y le dejó el balón a Nieto que sacó un disparo de derecha, pero se fue desviado.

En la segunda mitad, Oriente siguió siendo más superior, Ruiz no pudo anotar en un mano a mano tras una jugada de Castillo, que ya había ingresado. Sperduti también intentó con un disparo que casi sorprende a Arancibia.

Pero para sorpresa de todos, el Toro se puso en ventaja. Gonzales fue derribado por Palmieri dentro del área, el árbitro cobró penal y Nieto no perdonó y venció a Quiñónez (67’).

El gol fue duro para Oriente, que tenía el dominio, pero perdía fuerza y en ese momento el DT Soria fue clave. Metió a Alexis Ribera por Sperduti y en pocos minutos los albiverdes dieron vuelta al marcador.

En la primera pelota que tocó, Alexis sacó un centro y Castillo anticipó a los centrales rivales para vencer a Arancibia, a los 80’. La confianza era total de Ribera, que se animó y sacó un disparo de media distancia que Arancibia no calculó bien y no pudo desviar, a los 84’. Sport Boys no tuvo fuerzas para reaccionar y Oriente lo supo sostener hasta lo último para llevarse tres puntos merecidos, más allá de que siempre le cuesta en estos últimos partidos.