Defensor del Pueblo presenta propuesta para luchar contra la violencia obstétrica

Atención médica a las mujeres

Violeta Castillo/Bolinfo/Tarija

(elPeriódico-abril 13/2019) La oficina del Defensor del Pueblo, a la cabeza de Nadia Cruz, presentó esta semana una propuesta de política pública al Ministerio de Salud para iniciar una lucha contra la violencia obstétrica que sufren las mujeres en todos los centros de salud del país.

La violencia obstétrica consiste en las atenciones médicas que reciben las mujeres antes, durante y después de los partos, u otras prestaciones médicas en las que se violan sus derechos, especialmente en cuanto a la privacidad o el acceso a la información sobre los procedimientos.

“Es una violencia que ha sido bastante naturalizada, por lo que no se puede referir que exista una denuncia específica. Se ha evidenciado que el 63% por ciento de las mujeres, de acuerdo a datos del INE (Instituto Nacional de Estadística), hubiere sufrido este tipo de violencia”, explicó la delegada defensorial en Tarija, Carola Romero Pacello.

Es por esta razón, que en esta propuesta  plantea que el Ministerio pueda trabajar en la capacitación de todo el personal médico para que mejore la atención a las mujeres.

“Muchas mujeres no son informadas oportunamente sobre los procedimientos que se le van a aplicar, de manera que pueda dar su consentimiento. Si es que se le va aplicara una cesárea, ella debería conocer de manera antelada sobre los beneficios como los riesgos de ello. Además, podría oponerse a las visitas grupales  de residentes que la incomoden”, agregó.

Romero indicó que con estos y otros actos se vulnera la sexualidad,  el derecho a la salud,  la integridad y  la información. Es por esta situación que urge que el Ministerio de Salud inicie una política dirigida a médicos como a enfermeras, pero también a las mujeres. (eP).

La delegada del Defensor del Pueblo en Tarija, Carola Romero Pacello.

ElAPUNTE:

Derechos en el parto

Respecto a la violencia obstétrica, la oficina del Defensor del Pueblo elaboró una lista de derechos que deberían ser respetados en los centros médicos, especialmente al momento del parto.

En esta lista,  establece que las mujeres tienen derecho a ser tratadas con respeto, que no juzguen su sexualidad, poder elegir a la persona que la acompañe, ser informada sobre la episitomía que viene a ser el corte vaginal, los riesgos y las ventajas de la cesárea, elegir la posición del parto de acuerdo a su cultura, rechazar tactos vaginales innecesarios u otros.