Atrévete a poner nuevos colores en tu rostro. ¿Qué tal un amarillo?

Adivinaremos, al momento de llegar al blush en tu rutina de maquillaje te miras al espejo y tus ojos se ruedan porque otra vez tienes las mejillas rosadas como un bebé. Te ves bien, pero a veces resulta tedioso verte igual siempre. Así que pruebas con iluminador y sientes que vas a una fiesta…. a las 9:00 am. Todo mal.

Pero también sabes que si no te lo pones luces algo pálida y se convierte en un círculo del que anhelas salir pronto aunque no sepas cómo. Nosotros sí lo sabemos y se trata de una tendencia nueva y completamente extraña, pero maravillosa que se puso en boga a través de Instagram.

Nos referimos al blush amarillo.

Amarillo: el blush que debes usar si ya te aburriste del iluminador y del bronzer 1

(Te puede interesar: Tendencias de maquillaje que puedes probar este año si eres morena)

What?😱

No es una broma pesada, es una idea bastante buena que no podemos esperar para ponerla en práctica. Todo inició cuando Ash Meredith, una make up artist se cansó del rosa, del naranja y del iluminador en las mejillas por lo que decidió poner un poco de amarillo. Quizá pensó que si el rosa es el tono de los millennials y el amarillo de los centennials, había que ponerse al día y agregar ese tono al maquillaje tan pronto fuera posible.

Su idea de aplicarlo en los pómulos puede sonar un tanto arriesgada, pero no lo es tanto cuando ves el resultado. El primer intento de Meredith fue en 2016, pero fue hasta fechas recientes que el resto de los artistas del maquillaje lo vieron como una opción viable y le dieron una oportunidad. 

Amarillo: el blush que debes usar si ya te aburriste del iluminador y del bronzer 2

Pero, ¿cómo debes usarlo?

Desafortunadamente, las marcas de maquillaje no han sacado dicho tono, por lo que puedes hacer el tuyo con sombras doradas, amarillas y naranjas. Para tener el color correcto es necesario que elijas uno cercano a tu piel, pero, ¡cuidado! porque si lo aplicas en demasía, tendrás una piel pálida y extraña.

El secreto para que esto no ocurra es hacer un draping, es decir, combinar sombras y labial en un tono muy similar o igual y aplicar el blush en los pómulos bajando discretamente a las mejillas.

Amarillo: el blush que debes usar si ya te aburriste del iluminador y del bronzer 3

(Te puede interesar: Formas en las que estás empeorando tu acné y no te habías dado cuenta)

¿Qué beneficios me aporta?

Para empezar, es un color que le queda a todo tipo de piel, así que no tendrás problema en usarlo. Es una gran opción ya que le da a tu rostro luz, color y contorno. Todo en uno.

Así que si estás cansada de verte siempre igual, es mejor que uses el amarillo de tu preferencia para conseguir un look único, nuevo y favorecedor. No dejes pasar la oportunidad de jugar con tu make up y las tendencias que se ponen en boga en las redes y en los estudios especializados. Innovar es fácil y acertado si le tienes un poco de paciencia a tu look.