Maduro suspende actividades escolares y laborables

EL COMERCIO

Delcy Rodríguez informó que Nicolás Maduro ordenó suspenden las actividades escolares y laborables este viernes 8 de marzo tras el apagón que se produjo en horas de la tarde de este jueves en Venezuela.

La vicepresidenta del régimen de Nicolás Maduro aseguró que la suspensión de las jornadas, tanto públicas como privadas, se hace para facilitar los esfuerzos para recuperar el servicio eléctrico en el país.

Desde este jueves el territorio nacional se encuentra sin electricidad como consecuencia de una falla en el sistema de el Guri. El ministro de Energía Eléctrica, Luis Motta Domínguez, informó a las 6:00 pm que el servicio sería restituido tres horas después, hecho que no se ha producido.

Luego de esta declaración Motta Domínguez no se ha pronunciado nuevamente sobre el apagón.

Este viernes el servicio del Metro de Caracas y del Ferrocarril Caracas-Valles del Tuy se encuentra suspendido.

El apagón masivo dejó este jueves a oscuras a la mayor parte de los 23 estados de Venezuela e hizo colapsar las calles de Caracas, tras lo que el régimen de Nicolás Maduro denunció un «sabotaje» contra la principal represa de generación de energía eléctrica del país.

«¡Ya estamos cansados, agotados!», declaró a la agencia AFP Estefanía Pacheco, madre de dos hijos, obligada a recorrer a pie los 12 kilómetros entre su lugar de trabajo como ejecutiva de ventas en el este de la capital venezolana y su casa en el oeste.

De acuerdo con reportes de la prensa local, el apagón afecta a Venezuela de polo a polo, con cortes en más de la mitad de los estados: Zulia, Táchira, Mérida y Lara (oeste), Miranda, Vargas, Aragua y Carabobo (centro-norte), Cojedes (centro), Monagas y Anzoátegui (este) y Bolívar (sur).

«Da tristeza cada vez que estas cosas ocurren», lamentó Estefanía, pues los cortes de electricidad son habituales en Venezuela. Crónicos desde hace años en la zona occidental, vienen extendiéndose a Caracas y otras áreas.

Horas después de comenzado el apagón, el ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez, sostuvo que se trató de un «sabotaje criminal, brutal» que busca dejar a Venezuela sin suministro eléctrico durante «varios días».