Federer y Tsitsipas sacaron pasaje a la gran final

AGENCIAS

Semifinales definidas. Roger Federer y Stefanos Tsitsipas, por distintas vías, se metieron en la gran final del ATP 500 de Dubai, a disputarse el sábado. El suizo superó fácil a Borna Coric, mientras que el griego sufrió mucho para eliminar a Gael Monfils y así se aseguró ser por primera vez Top 10 del mundo.

Así las cosas, Dubai puede ser testigo de un hecho histórico, memorable en la carrera de Federer y en el tenis en general. Este sábado, si el suizo vence al griego logrará el título N°100 de su carrera. Y así se convertirá en el segundo hombre en llegar a las tres cifras en copas en singles, ya que el estadounidense Jimmy Connors obtuvo 109.

En su mejor demostración de la semana y del año, Federer venció a Coric, rival Top 15, por 6-2 y 6-2. Pegó cómodo, se movió perfecto y buscó forzar al croata acelerando y no dándole margen para poder ser sobrepasado. El helvético, de 37 años y medio, hizo todo bien y por eso apenas cedió cuatro juegos.

El suizo estaba 2-2 en los duelos contra el croata y venía de perder los dos más recientes, ambos el año pasado. Pero se quitó la espina y buscará su primera copa individual desde Basilea, tras cuatro meses, cuando logró el 99° título, justo en su ciudad natal.

Ya con el N°5 del mundo asegurado para el lunes, porque superará al japonés Kei Nishikori y también al sudafricano Kevin Anderson, actualmente 5°, afronta un duro desafío contra el ascendente Tsitsipas. De ser campeón, Federer saltará del 7° al 4° lugar, pasando también al argentino Juan Martín del Potro.

El joven griego, de 20 años, se deshizo del francés Gael Monfils, ex-Top 10, por 4-6, 7-6 (4) y 7-6 (4), batallando durísimo. Así será el segundo choque oficial entre ambos, ya que Tsitsipas derrotó a Federer en los octavos de final del Abierto de Australia de esta temporada, en cuatro sets.

En un torneo sin puntos para el ranking ATP, el suizo se impuso en la Copa Hopman por equipos. Por eso, para llegar a los 100 títulos deberá sortear otro obstáculo muy fuerte, siendo para colmo el griego el campeón el pasado domingo en Marsella. Sin dudas, hay garantía de una gran final.