Un niño de 10 años pasa todo un día con su madre muerta en Milán

El Comercio

Un niño de 10 años en Italia pasó todo el día junto a su madre sin darse cuenta que está había muerto por un paro cardiovascular en el sofá donde descansaba. “Hablé con ella y esperaba que se moviera”, explicó el niño al diario italiano Corriere della Sera.

El niño estuvo al lado de su madre, quien sufría de depresión desde el 2017, hasta que tuvo el valor de salir al balcón y pedirle ayuda a un vecino. “Es negro, el rostro de mi madre es todo negro”, dijo el niño al pedir ayuda.

En diciembre de 2017, la Fiscalía del Tribunal de Menores solicitó la limitación de la responsabilidad parental. A pesar de ello, la Oficina de Menores de Italia no tomó medidas y el niño cuido de su madre.

”El niño tiene considerables dificultades escolares, necesita una evaluación neuropsiquiátrica. La madre se manifiesta negligente. Tiene escasos recursos personales, está enferma, rechaza las pocas ofertas de trabajo o no puede mantener los trabajos. El padre nunca ha tratado con el menor, en realidad está ausente“, escribieron los fiscales.

Según el medio, la madre se quedaba en casa y también lo hacía el niño, que no iba a la escuela con regularidad. Cuando los servicios sociales llegaron a la casa encontraron basura por todas partes, restos de comida en descomposición, medicinas esparcidas y muy mal olor. La habitación del niño era la única en condiciones aceptables.