Sesión extraordinaria de la OEA para abordar la crisis en Venezuela

124

EL COMERCIO

El Consejo Permanente de la OEA se reúne en una sesión extraordinaria para considerar los recientes acontecimientos en Venezuela. Esta sesión se hace por solicitud de las misiones permanentes de Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Estados Unidos y Perú.

Durante su intervención, el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, llamó a los miembros de la OEA a reconocer como presidente interino de Venezuela a Juan Guaidó, después de que Washington lo respaldara.

«Ahora llegó la hora de que la OEA como institución haga lo mismo», dijo Pompeo en una reunión extraordinaria sobre la crisis en Venezuela, en la que también advirtió al mandatario Nicolás Maduro con respecto al «uso de la fuerza».

«Reitero nuestras amenazas sobre cualquier decisión de los elementos remanentes del régimen de Maduro sobre el uso de la violencia para reprimir una transición política», advirtió Pompeo en su alocución.

El secretario de Estado de Estados Unidos también anunció hoy 20 millones de dólares en ayuda humanitaria para el «pueblo» venezolano.

A título personal, el secretario general de OEA, Luis Almagro, felicitó el miércoles a Guaidó, casi inmediatamente de que éste se autoproclamara presidente interino de Venezuela.

La sesión fue interrumpida brevemente por una mujer que llevaba una pancarta con un mensaje de apoyo a Nicolás Maduro. «OEA, no apoyes un golpe de estado en Venezuela«, decía el letrero.

La representante de Venezuela en la OEA, Asbina Ixchel Marin, rechazó la celebración de la sesión que calificó como «un atropello a la Carta de la OEA» y dijo que «ninguno de los actos» de ésta van tener validez para su gobierno.

«Ayer en Venezuela ocurrió un golpe de Estado apoyado por un grupo de países que ahora pretende justificarlo aquí en esta organización», afirmó Marín.

Con información de la OEA y AFP