Rusia pide a Japón reconocer la soberanía rusa de islas Kuriles ante visita de Kono

53

EL COMERCIO

Rusia llamó hoy de nuevo a Japón a reconocer «plenamente» los resultados de la Segunda Guerra Mundial y la soberanía rusa sobre las islas Kuriles, territorio disputado por ambos países, en víspera de una visita a Moscú del canciller nipón, Taro Kono.

«El pleno reconocimiento de los resultados de la Segunda Guerra Mundial, incluida la soberanía de nuestro país sobre las islas Kuriles, debe ser una condición esencial para hallar soluciones que permitan resolver el problema del tratado de paz», señaló el Ministerio ruso de Asuntos Exteriores en un comunicado.

El jefe de la diplomacia rusa, Serguéi Lavrov, recibirá el lunes a su homólogo nipón para mantener consultas bilaterales sobre la eventual firma del tratado de paz entre Rusia y Japón, pendiente desde el fin de la Segunda Guerra Mundial, tras la decisión de los presidentes de ambos países de acelerar el diálogo.

La portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, María Zajárova, pidió a Japón que ayude a mantener un ambiente de calma antes de las conversaciones del próximo lunes.

Rusia denunció esta semana la «burda tergiversación de la esencia de los acuerdos» alcanzados por los líderes de ambos países que suponían las declaraciones de altos cargos japoneses sobre la necesidad de «lograr un entendimiento» con los habitantes de las islas Kuriles -arrebatadas a Japón por la Unión Soviética– sobre su «traspaso» a Japón.

En 1956, la Unión Soviética y Japón suscribieron una declaración por la que reanudaron relaciones diplomáticas y establecieron las normas para la firma del tratado de paz, que incluía la devolución a Japón de dos de las cuatro islas Kuriles.

La declaración fue no solo firmada sino ratificada por los parlamentos de ambos países.

Al poco tiempo, Japón y la Unión Soviética renunciaron, por distintos motivos, al cumplimiento de la declaración y, no fue hasta el año 2000 cuando Moscú y Tokio volvieron a hablar de la posibilidad de firmar un tratado de paz.