La violación y asesinato de un niño de siete años que indigna a Colombia

El Comercio

De acuerdo con Medicina Legal, la necropsia realizada al niño Hans Tafur, de 7 años, quien apareció muerto en Samaná, Caldas (Colombia) este miércoles, determinó que el cuerpo tenía tres heridas con arma blanca en el tórax y señales de abuso sexual.

La hipótesis inicial apuntaba a que el niño había fallecido al caer a un caño ubicado en la parte posterior de la casa de su abuela en el corregimiento de San Diego, en Samaná.

«Fue un hecho violento pues tiene tres lesiones con arma cortopunzante a nivel del tórax que dañaron sus órganos internos. Hubo acceso carnal violento contra el niño, y todo el conjunto, le causó la muerte», informó Carlos Alberto Piedrahita, secretario de Gobierno deCaldas.

El funcionario indicó, además, que se delegó a un fiscal destacado para el caso.

El niño había llegado al corregimiento de San Diego hace varios días para visitar a su abuela, el 22 de diciembre salió a jugar fútbol y rezar la novena al parque principal de la zona.

Las autoridades señalaron preliminarmente que al retorno a la casa de su abuela había mucha oscuridad y no regresó a casa, por lo que se reportó su desaparición.

El niño era oriundo de La Dorada, también en Caldas, y pasaría toda la temporada de fin de año en Samaná.

Tras ser reportado como desaparecido, las autoridades emprendieron la búsqueda del menor hasta que el miércoles su cuerpo fue hallado por un campesino en cercanías a la casa de su abuela.