Cabo de la Policía es investigado por tentativa de homicidio

SAÚL CARDOZO/ BOLINFO/ TARIJA
(elPeriodico- Diciembre 26/ 2018) Los efectivos de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) y el Ministerio Público se encuentran investigando un hecho de tentativa de homicidio de un funcionario policial en contra de un camarada, hecho que se suscitó el fin de semana en el barrio Aeropuerto.
El comandante departamental de la Policía Boliviana, coronel Freddy Gordy Soto, informó que el hecho se encuentra en etapa de investigación, ya se tiene el nombre del efectivo policial quien habría amenazado con un arma de fuego al otro efectivo, cuando este intentó brindarle su ayuda y llevarle a su domicilio.
“En las primeras investigaciones se conoce que el efectivo policial víctima se encontraba de servicio en el Parque Temático, donde se le acercó una persona y le comunica que la movilidad que estaba por su delante, su conductor aparentemente estaba en estado de ebriedad, el sujeto de la movilidad dijo ser un funcionario policial”, dijo.
Explicó que al llegar a interceptar al vehículo donde se encontraba el conductor en aparente estado de ebriedad, el efectivo policial que se encontraba realizando su trabajo se acercó y verificó que el estado del mismo y confirmó la denuncia.
“En la declaración de la víctima manifiesta que, el sindicado de inmediato se identificó como policía de grado cabo, por ello le ofreció ayudarle y conducirle hasta su domicilio por su seguridad y en ese entonces el mismo se fue al lado y dejó que el policía pueda llevarle”, añadió.
Sin embargo, en el trayecto el sospechoso sacó un arma de fuego y le apuntó en la cabeza del efectivo policial, “le pidió que se calmara para que no pase a más y de inmediato se bajó para posteriormente dar parte a sus superiores”, mencionó.(eP)

EL APUNTE
Homicidio en grado de tentativa

Para considerar que un homicidio se cometió en grado de tentativa, se requiere inevitablemente que esté plenamente acreditado que el sujeto activo del delito quería privar de la vida al ofendido.
Además de que aquél llevó a cabo los actos necesarios e idóneos para privarlo de la vida; y que no se consumó el homicidio por causas ajenas a la voluntad del sujeto del delito; es decir, este grado del delito se encuentra constituido por dos conductas, una de carácter subjetivo, que consiste en la intencionalidad y otra de carácter objetivo, que configura los actos de ejecución tendientes a la consumación del ilícito.(eP)