Holanda impone la primera multa por acoso sexual verbal en la calle

EL COMERCIO

Un hombre de 36 años fue sancionado por realizar acoso sexual verbal en las calles de la ciudad portuaria de Rotterdam, en Holanda.

“Hola chicas. Son muy guapas. ¿Qué haen?”. “Cielo ¿ya te vas? Quédate un rato conmigo”. “Preciosa, eres muy atractiva”, fueron las frases que el sancionado lanzó contra varios grupos de mujeres el pasado verano. Además de seguirlas, sentarse a su lado y lanzar besos con la mano.

Según el hombre, está soltero y le gustaría tener una novia. Por eso intentaba entablar una conversación con las desconocidas. Su defensa aseguró que «Solo eran cumplidos» y el sancionado no sabía que fuera un delito por lo que no tenía mala intención.

En Holanda, específicamente en las ciudades de Rotterdam y Amsterdam, se sanciona el acoso sexual de forma verbal desde el 2017 con multas pueden ascender a 4.100 euros o tres meses de cárcel. Así mismo,  las as denuncias de se pueden hacer a través de una aplicación para celulares llamada StopApp.

Está es la primera vez que se aplica la sanción que penaliza los silbidos ofensivos, insultos, intimidación o groserías hacia mujeres, gais, lesbianas y transexuales.

La sanción puesta es una multa de 200 euros. Sin embargo, el hombre no tendrá que pagarlos en caso de no reincidir en los próximos dos años. Esta decisión se dio ya que el juez ha tenido en cuenta los problemas personales del sujeto y el hecho de que está endeudado.

Desde que se aprobó la sanción para el acoso en Holanda, ocho reclamos por acoso sexual habían llegado a los tribunales sin consecuencias. No obstante, la fiscalía decidió aplicar la multa para «advertir de que la normativa va en serio».