Entregarán reconocimiento a los defensores de DDHH

105

Erbol

La Oficina Jurídica de la Mujer, la Subcentral Campesina de Tariquía, la Asociación de personas con Cáncer, familiares y voluntarios, el periódico Correo del Sur, la Presidenta de la Sub-Central de Mujeres Indígenas del TIPNIS, Marqueza Teco Moyoviri y la presidenta de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos Bolivia (APDHB), Amparo Carvajal, serán reconocidos a nivel nacional con la primera versión del Premio Defensores de Derechos Humanos (DDHH) que se realizará en seis capitales del territorio nacional.

En la ocasión además se presentará el Informe 2018 sobre la situación de los DDHH en Bolivia por parte de la APDHB como un recordatorio de la delicada situación actual que viven los Defensores de DDHH en Bolivia y el mundo.

“La APDHB fue testigo de un retroceso de los DDHH que afectan directamente a la población, generando un descontento. Sea por la falta de acceso a derechos fundamentales se ha ido promoviendo un clima de división que pretende dejar de lado a sectores vulnerables”, explicó la presidenta de la APDHB, Amparo Carvajal.

El acto de lectura del resumen del informe se realizará el lunes 10 de diciembre a las 10.00 en las instalaciones de la APDHB (Av. 6 de agosto #548) y se replicará en otras cinco capitales de departamentos.

UNITAS complementará el informe de la APDHB con el monitoreo que viene realizando sobre la situación de las libertades fundamentales que realiza en el Observatorio de Defensores de DDHH. Así mismo junto a sus 22 asociadas buscan visibilizar el papel decisivo que desempeñan los Defensores de Derechos Humanos en Bolivia y la necesidad de garantizar su protección otorgando un reconocimiento a distintas entidades.

“Amparo representa la lucha de todos los defensores en el país y la Asociación de personas con Cáncer, familiares y voluntarios han demostrado una acción muy sacrificada en la búsqueda del ejercicio pleno del derecho a la salud y a una vida digna”, señaló la directora de UNITAS, Susana Eróstegui.

Eróstegui considera el momento actual como una oportunidad para reafirmar los principios de promoción y defensa de todos los DDHH y el derecho a defender derechos en específico.

Además de los reconocimientos que se realizarán en La Paz, en Santa Cruz se le dará el premio a la Asociación de Familiares de Personas que viven con Cáncer, a la Asociación de Pueblos Indígenas y Afro bolivianos de Santa Cruz de la Sierra (APISACS) y a la organización de Jóvenes Indígenas y Afrobolivanos de Santa Cruz de la Sierra (JIASC).

En Tarija el premio será para la Sub-central Campesina de Tariquia, a la red contra la Violencia y a la Asamblea Permanente de Derechos Humanos local.

En Chuquisaca destacarán la labor de Correo del Sur y de otros seis defensores como son Susana Rivas, José Gutiérrez, Gladys Fuentes, Matilde Cazasola, Nidia Llanos, Franz Barrios y el reconocimiento post mortem para Marco Santizo.

Cochabamba a la Oficina Jurídica de la Mujer, la Presidenta de la Sub-Central de Mujeres Indígenas del TIPNIS, Marqueza Teco, Ángela Grisel Nogales Rivas (Representante del Colectivo Mujeres de Fuego), Guadalupe Navarro (Movimiento Dignidad en defensa del TIPNIS), Edwin Richard Claros (Presidente de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos Cochabamba), Claudia María Canaza (Juez en materia de Niñez y Adolescencia), Javier Albó y María Lohman (Responsable SOMOS SUR). Además del Movimiento Franciscano Justicia y Paz y la Asociación de Hipoacusicos Cochabamba (ASHICO).

Potosí a la red institucional Minicipal de lucha contra la violencia hacia la mujer y a Rosario Sanjinez.

El evento que se realiza a nivel nacional se enmarca en la conmemoración de los 20 años del reconocimiento al trabajo fundamental de los Defensores de DDHH por parte de las Naciones Unidas (ONU) en la Declaración Universal que este año cumple su 70 aniversario.

En la Declaración sobre los Defensores de los Derechos Humanos aprobada por la Asamblea General el 9 de diciembre de 1998, la ONU no solo reconoce su legitimidad al considerar la defensa de los DDHH como un derecho en sí mismo, sino también el papel decisivo que desempeñan y la necesidad de garantizar su protección.