Violenta protesta de los chalecos amarillos deja 107 detenidos en París

30

El Comercio

Los enfrentamientos con los antidisturbios volvieron a marcar hoy, por tercer fin de semana consecutivo, la manifestación de los chalecos amarillos en los Campos Elíseos en París, ya que 1.500 alborotadores, según las autoridades, perturban los accesos a la avenida, donde las autoridades responden con gases lacrimógenos y cañones de agua.

«200 manifestantes pacíficos en los Campos Elíseos. 1.500 alborotadores en el exterior del perímetro con la intención de deshacerlo. Nuestras fuerzas del orden responden frenando a los violentos: 39 detenciones por el momento», declaró en Twitter el ministro del Interior de Francia, Christopher Castaner.

El primer ministro francés, Edouard Philippe, afirmó que algunos manifestantes atacaron a las fuerzas policiales «con una violencia poco frecuente», lo que llevó a la detención de al menos 107 personas.

Las autoridades movilizaron a unos 5.000 agentes en París para tratar de contener las protestas.

Las escenas de violencia y destrozos en este tercer fin de semana consecutivo de protestas contra el alza de impuestos al carburante y el encarecimiento de la vida se repiten desde primera hora de la mañana, cuando medio millar de manifestantes, algunos encapuchados, comenzaron a levantar barricadas y a forzar los accesos a la avenida.

Los alborotadores forzaron las barreras que rodeaban el monumento de Arco del Triunfo, que corona la famosa avenida parisina, y escribieron con pintura en él: «Los ‘chalecos amarillos‘ triunfarán».