El violador al que le dieron «la oportunidad» de «atender» al hijo de su víctima en Reino Unido

31

El Comercio

Por años, Sammy Woodhouse, una mujer británica, ha tratado de olvidarse de una página oscura de su pasado: fue violada cuando era menor de edad y quedó embarazada.

Tuvo su hijo y ha intentado rehacer su vida desde entonces.

Pero todo cambió hace poco, cuando supo que unas autoridades locales se habían puesto en contacto con su violador para ofrecerle «un papel» en el cuidado y atención de su hijo.

«Me sentí sorprendida e insultada», contó al programa de Victoria Derbyshire en la BBC.

Y es que, según explica el equipo de Reality Check de la BBC, las pautas legales en Inglaterra y Gales establecen que todos los padres, independientemente de su responsabilidad, deben recibir notificación de los procedimientos de cuidado de sus descendientes.

Esto significa que, de forma predeterminada, un violador convicto tiene derecho a ser notificado de los procedimientos de atención que involucren a su hijo.

«El tema aquí es la ley que, tal como está, permite a los violadores y otros abusadores participar en la atención y otros procedimientos de derecho público», explica la procuradora Denise Lester, expresidenta del subcomité de derecho de los niños de la Sociedad de Derecho.

En un video publicado en Twitter, Woodhouse instó al gobierno británico a «cambiar la ley para garantizar que los violadores no puedan acceder a los niños concebidos a través de la violación».