Trump y Putin se reunirán el 1 de diciembre en Argentina durante cumbre del G20

53

El Comercio

Los presidentes de Rusia, Vladimir Putin, y de Estados Unidios, Donald Trump, se reunirán el 1 de diciembre en Buenos Aires en el marco de la cumbre del G20, informó hoy Yuri Ushakov, asesor del Kremlin.

«Estamos seguros de que los presidentes tratarán el conflicto sirio, el programa nuclear iraní, la crisis coreana y no se descarta que también hablen de los últimos sucesos (entre Rusia y Ucrania) en la zona del estrecho de Kerch», dijo Ushakov a la prensa local.

Explicó que, además de un cara a cara, en la capital argentina habrá una reunión con la participación de delegaciones de ambos países.

Estados Unidos y Rusia «necesitan por igual» una reunión entre Donald Trump y Vladimir Putin en la cumbre del G20 este fin de semana en Buenos Aires (Argentina), afirmó el asesor del Kremlin.

«Ambas partes necesitan por igual esta reunión» declaró a los periodistas el consejero del Kremlin, Yuri Ushakov, después de que el presidente estadounidense amenazara con anular este encuentro previsto, debido al incidente armado entre Rusia y Ucrania en el mar Negro.

Los preparativos para la reunión de los presidentes de Rusia, Vladímir Putin, y de Estados Unidos, Donald Trump, durante la cumbre del G20 en Argentina, continúan pese a la declaración del líder estadounidense sobre su posible cancelación.

«Los preparativos continúan. La reunión ha sido acordada. No tenemos otra información de nuestros colegas estadounidenses», dijo ayer el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

El Kremlin salía así al paso de los rumores sobre la cancelación del encuentro entre los dirigentes de Rusia y Estados Unidos después de que lo sugiriera el propio Trump en una entrevista con el diario The Washington Post.

«Quizá no tenga la reunión (con Putin). Quizá ni siquiera tenga la reunión. No me gusta esa agresión. No quiero esa agresión en absoluto», dijo ayer Trump al comentar el reciente incidente entre las fuerzas navales de Rusia y Ucrania en el estrecho de Kerch, que terminó con el apresamiento de los buques ucranianos.

El presidente estadounidense dijo que estaba esperando un «informe completo» de su equipo de seguridad sobre el suceso, lo que le ayudará «a decidir las cosas».