Rescatan a bebé de 18 meses que iba a la deriva en el océano en Nueva Zelanda

63

El Comercio

Un pescador en Nueva Zelanda rescató del océano a un bebé de 18 meses en un incidente que fue descrito como un «milagro increíble».

Gus Hutt, un excursionista que acampaba en la playa de Matata, en la Isla Norte de Nueva Zelanda, estaba pescando cuando detectó una pequeña figura flotando en el agua.

Al principio pensó que se trataba de una muñeca y sólo se percató de que era un bebé cuando el pequeño «soltó un pequeño chillido».

El niño se había escapado de la carpa donde acampaban sus padres y había terminado en el agua.

«Aún cuando me estiré y lo agarré del brazo, todavía creía que era una muñeca», dijo Hutt al medio local NZ Herald.

«Su cara parecía de porcelana con su pelo corto aplastado por el agua, pero cuando soltó un pequeño chillido pensé ‘por Dios, es un bebé y está vivo`».