Destituyen a fiscal de Jalisco por escándalo de cadáveres abandonados en tráiler

61

EL COMERCIO

El fiscal general del estado de Jalisco, Raúl Sánchez, fue destituido en medio de la polémica desatada por el descubrimiento de un camión contenedor refrigerado que almacenaba decenas de cadáveres de la guerra al narcotráfico en México.

En un mensaje a medios, el gobernador Aristóteles Sandoval, dijo que la destitución de Sánchez fue por «indolencia» y «falta de sensibilidad», con lo que es el segundo funcionario cesado por el caso de los cadáveres tras el forense Luis Octavio Cotero.

El vehículo deambuló con los cuerpos, que aún permanecen sin identificar, por varios municipios de la zona metropolitana de Guadalajara -capital del estado de Jalisco– debido a las quejas de los vecinos por el fuerte hedor que despedía.

En una conferencia de prensa, autoridades dijeron que la caja frigorífica contenía 273 cadáveres, por encima de los 150 cuerpos reportados inicialmente. Además, se encontró otro camión con 49 cadáveres más.

«La cámara refrigerante que trasladó el tráiler no contenía 157 cuerpos sino 273», dijo Dante Haro, titular de derechos humanos de la Fiscalía estatal, al revelar detalles de la investigación que fue abierta por las autoridades luego de que se hiciera público el abandono de los cuerpos.