Sube presión contra obispos que taparon abusos sexuales

61

LOS TIEMPOS

Una intensiva investigación que reveló que 300 sacerdotes abusaron al menos de mil niños en Pensilvania sube la presión en Estados Unidos para endurecer las leyes y aplicarlas a los líderes de la Iglesia que encubrieron los crímenes durante décadas.

Dos días después de la publicación del informe, el Vaticano afirmó el jueves que siente “vergüenza y dolor” y aseguró que el papa Francisco está del lado de las víctimas.

La investigación, la más intensiva jamás realizada en Estados Unidos sobre el tema, señala que la cifra de menores abusados “está en los miles” en Pensilvania. Pero la mayoría de los crímenes fueron cometidos hace tanto tiempo, por tanto ya prescribieron.

Para evitar nuevos abusos, el informe recomienda endurecer las leyes para obligar al liderazgo de la Iglesia a reportar los crímenes, eliminar el límite de tiempo máximo para denunciar y alargar el plazo para que las víctimas puedan exigir indemnizaciones.