Facebook admite su lentitud para evitar «discurso de odio» en Birmania

26

EL COMERCIO

La compañía estadounidense

Facebook admitió hoy su lentitud a la hora de atajar el «discurso de odio» a raíz de la violencia étnica en Birmania (Myanmar) y que afecta con especial énfasis a la minoría rohinyá.

«Tenemos la responsabilidad de combatir el abuso en Facebook. Especialmente en países como Myanmar donde muchas personas están utilizando internet por primera vez y las redes sociales pueden ser usadas para propagar el odio y avivar las tensiones sobre el terreno», apuntó en un comunicado la empresa.

Facebook aseguró que ha creado un equipo para solucionar el problema y dedicado concretamente a este país del Sudeste Asiático, de donde han huido unos 700.000 rohinyás desde la campaña de represión del Ejército iniciada en agosto de 2017.